lunes, 25 de abril de 2011

LENGUAJE LOBO-HOMBRE. TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA


En la foto, ell filósofo galés Mark Rowlands con su lobo Brenin. Ambos compartieron años de amistad... y filosofía (Mark acostumbraba a llevarse a Brenin a sus clases en la Universidad, porque si lo dejaba solo en casa se la destrozaba para divertirse).

En su maravilloso libro El filósofo y el lobo Rowlands cuenta que en una ocasión, un cachorro de labrador de seis meses se abalanzó sobre Brenin, y éste, como si tal cosa, engulló la cabeza del perro y luego lo agitó como a una ramita antes de devolverlo, completamente aturdido, al mundo de los vivos.

TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA

Propietario del labrador: ¡Dios mío! ¡Ese lobo está devorando a mi perro!

Traducción en lenguaje lobuno: "¡Qué divertido!"
Mark quiso entrenar a Brenin con el juego de tirarle una rama y que el lobo se la trajese de vuelta. Nunca lo consiguió. ¿Por qué? Según el filósofo, esta es la respuesta correcta:

TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA

Mark: ¡Tráeme la rama!

Traducción en lenguaje lobuno: "Si las has tirado, ¿para qué diablos la quieres ahora?"
Así que ya lo sabéis: si queréis persuadir a alguien de algo que a vosotros os parece evidente, aseguraos primero de que persuasor y persuadido potencial habláis el mismo idioma. ¡Suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario