martes, 31 de mayo de 2011



El sábado pasado, a la puerta de una guardería infantil en La Estanzuela (Monterrey, México) tiene lugar un tiroteo entre traficantes de drogas. La maestra controla la situación con una sangre fría asombrosa, manteniendo a los niños tumbados en el suelo y cantando una canción con ellos ("Si lloviese chocolate").

La maestra se comporta como una profesional admirable. Emociona su sangre fría y la exhibición de amor, valentía y liderazgo entre las criaturas. Incluso cuando suenan los disparos, no le tiembla la voz en lo más mínimo. ¡Eso sí que es una mujer!

Sólo con personas como esta maestra se consiguirá un mundo mejor.

¿Serías tú capaz de resolver una situación así? Piénsalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario