viernes, 24 de junio de 2011

¿Por qué España no es un sitio normal?




El Pabellón de Hombres Ilustres, en Madrid, es un monumento que, pese a encontrarse en el mismo centro de la capital, es desconocido para la inmensa mayoría de los madrileños.
En 1835 se consideró la posibilidad de levantar un panteón en honor de los más significados españoles. El 31 de mayo de 1869,  una comisión de expertos nombrada por las Cortes aceptó el reto de buscar los restos de los siguientes personajes:
Luis Vives, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Juan de Herrera, Velázquez, Jorge Juan, Claudio Coello y Tirso de Molina.
NO ENCONTRARON NI A UNO.
De la más exquisita selección del talento patrio, (un erudito y canciller de Inglaterra, tres escritores, un arquitecto, dos  pintores y un científico) la comisión no pudo encontrar ni un mísero hueso de ninguno de ellos. Sus restos se fueron por el desagüe de la desmemoria histórica.
¿Es tan difícil comprender que la prioridad es la cultura y el amor al propio suelo? ¿Cómo va a poder ponerse en pie un país entregado al reproche, refractario al trabajo en equipo y desdeñoso, cuando no avergonzado, de sí mismo?

1 comentario:

  1. Osea, igualito que en la Basílica de la Santa Croce de Florencia. Es un tema recurrente ya desde la generación del 98. A mi me gustó cuando a Sanchez-Dragó le entrevistó El Loco de la Colina y dijo: "Lamento haber nacido en un país donde la envidia es pecado capital. Lamento haber nacido en un país donde cada 30 o 40 años a lo largo de muchos siglos ha habido una guerra civil, donde los hermanos se han masacrado entre ellos, no por grandes causas, sino por una herencia, por una cuestión de cuernos, por una mujer,... por una pasión. Lamento haber nacido en un país tan zafio, tan vulgar, tan encanallado. Donde el pícaro es un héroe y eso crea el mayor número de sinvergüenzas por metro cuadrado del mundo. Vivir en un país donde estamos todos con la mosca detrás de la oreja, donde creemos que el fontanero, el pintor, el de la tienda de ultramarinos, el periodista, el colega... te están engañando, eso genera una tensión, un estrés, una infelicidad, que es lo que me lleva a mi a decir que lamento profundamente haber nacido español. "

    ResponderEliminar