sábado, 8 de octubre de 2011

¡Menudo escándalo ha organizado Steve Jobs en el Cielo!


Con motivo de la llegada al Cielo de Steve Jobs, éste aprovecha para hacer una presentación del IPod. Asisten a la presentación Dios, los santos y también los ángeles. Entre la muchedumbre se encuentran Einstein, Cervantes, Lao Tse, Gutenberg, los inventores de la rueda y del fuego, y en general, todos los cerebros privilegiados de la Historia.

Al final de la presentación se ofrece un vino español y los genios charlan entre sí. Dios (que tiene el don de la ubicuidad) escucha todas las conversaciones y finalmente decide que tras la invención del IPod la tarea de la Creación ha alcanzado su zénit, por lo que no hay motivo para que el Mundo siga existiendo, así que decide que  que tenga lugar EL FIN DEL MUNDO.

A tal efecto, Dios convoca en una ronda de reuniones al Papa, a Fidel Castro y a Bill Gates para que transmitan su irrevocable decisión de liquidar EL UNIVERSO. Tras la reunión, el Papa, de vuelta a La Tierra, convoca a los fieles y les dice:

- Tengo una buena y una mala noticia. La buena es que he visto a Dios. La mala, que ha llegado el fin del mundo.
Acto seguido, todos los fieles se aplican severas penitencias y gimotean.

Fidel Castro, por su parte, convoca a los cubanos en la Plaza de la Revolución, y tras un discurso de seis horas, les anuncia:
Tengo dos malas noticias: Dios existe y el fin del mundo va a tener lugar.
A continuación, todos los cubanos comienzan a bailar salsa frenéticamente.

Por su parte, Bill Gates, envía un correo electrónico a todos los empleados de Microsot:
- Tengo dos buenas noticias: Dios ha tenido la oportunidad de conocerme y ya no hay que hacer más versiones de Windows.
Nada más decir esto, todos los empleados ponen en venta sus participaciones en la compañía y, en efecto, TIENE LUGAR EL FIN DEL MUNDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario