miércoles, 28 de marzo de 2012

El dia después de la Catástrofe - II



El futuro no constituye totalmente un acontecimiento fuera de nuestra voluntad.
Nuestras decisiones lo configuran en gran medida.

Obsérvese que ante una situación de éxito, la identificación del curso de los acontecimientos que condujo hacia esa situación exitosa (en mi terminología, anamnesis positiva) tiene la función de anclar la confianza en nuestra personalidad, es decir, la confirmación de que nuestra voluntad nos condujo al punto en el que deseábamos encontrarnos (un lugar mejor) y no dónde el azar impuso por su cuenta, algo que Steve Jobs, en su tan famoso como incontrovertible Discurso de Princeton llama de forma intuitiva "conectar los puntos".

Por otra parte, en una situación de pérdida, fracaso o derrota, el proceso correcto debe ser el contrario (en mi terminología, liderazgo de la catamnesis - véase El día después de la Catástrofe) que consiste esencialmente en el ejercicio de la voluntad para la configuración de un futuro en sintonía con la propia capacidad de cada cual para moldear el futuro.

Puede objetarse que el Liderazgo de la Catamnesis no es más que una versión de lo que hoy, por adscripción a la ciencia física, se conoce como resiliencia;  no obstante es distinto: el liderazgo de la catamnesis supone una decidida expresión de la voluntad del sujeto como actor y creador de futuro, mientras que la resiliencia debe entenderse como virtud innata.

Los seres humanos carecemos afortunadamente de virtudes innatas. Para muestra un botón:  nuestros antepasados se hicieron inmunes a los efectos adversos de la lactosa... ¡después de la domesticación de los rebaños!

En resumen: ante los buenos resultados, anclarlos en la memoria. Ante los malos, reconducirlos con el estado que deseemos aplicar, no con el que las circunstancias supuestamente nos impondrían. Nuestros genes nos lo permiten.


martes, 27 de marzo de 2012

El día después de la catástrofe.

La doctora  Kübler-Ross, autora de las Cinco Etapas del Duelo
Fuente de la imagen: Psicosystem

Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación: las cinco fases del modelo Kübler-Ross, elaborado en 1969 con relación a los pacientes diagnosticados con una enfermedad terminal. El modelo es aplicable a cualquier catástrofe personal (emocional, económica, deportiva o de otro tipo) y también se utiliza en Desarrollo Organizacional para describir procesos de cambio forzoso dentro de las organizaciones.

La mayoría de las personas ha conocido o llegará a conocer a lo largo de su vida por lo menos un episodio catastrófico(1) e irrecuperable, y más que probablemente, responderá al evento a través de la secuencia enunciada por Kübler-Ross. Primero negará que el hecho realmente ha tenido lugar y poco después será presa de la ira (resulta significativo que los accesos de blasfemia, incluso en personas creyentes, tengan lugar a continuacion de sucesos catastróficos, como el caso del padre de Søren Kierkegaard, que el autor describe de forma sobrecogedora en Temor y Temblor).


Tras, la quiebra de los intentos de negociación, cuando el hecho resulta irresoluble y sobreviene la tristeza depresiva subsiguiente, la secuencia concluye con la definitiva aceptación de la nueva situación (en un escenario temprano y próximo, es un proceso frecuente en las separaciones amorosas, cuando un amante abandona al otro.)

Ahora bien, ¿Y qué sucede al día siguiente a la aceptación? ¿Qué sucede cuando se tiene la certeza de que él o ella no volverán, de que has sido víctima de un engaño que te ha arruinado o sencillamente careces de recursos emocionales para volver a salir a flote?

Un enfoque distinto al de una heroica, eterna y sufrida resignación: reescribir la vida, más allá de razones brumosas, con un lenguaje nuevo.Pero no lo que ocurrió. 

Sino lo que debe ocurrir.

*     *     *

 (1) En cuanto a la Catástrofe como hecho matemático, ver la entrada Primera Ley del Caos: La adicción a la Catástrofe en este mismo blog.




lunes, 19 de marzo de 2012

El misterio del segundo pintor de La Gioconda. Cinco siglos de Comunicación No Verbal



video

Ya que Dan Brown escibió su Código Da Vinci basándose en especulaciones, no sé por qué no iba yo a especular sobre el tema basándome en la Geometría Especulativa de la Comunicación No Verbal.

Una visión insólita. Os sorprenderá.

viernes, 9 de marzo de 2012

Creatividad aplicada en la entrevista de trabajo

video

Está bien pensar en lo que uno quiere cuando va a una entrevista de trabajo, pero está mucho mejor tener en cuenta qué es lo que necesita el entrevistador. En este video de 2 minutos de duración se invita al mantenimiento de una actitud inteligente y orientada hacia el objetivo que desea alcanzar la persona candidata.

jueves, 8 de marzo de 2012

Los dos principios básicos e inmutables del Marketing Personal


Aristóteles refiere la anécdota del tirano Hierón (s. V a.C.) cuando éste preguntó al filósofo Simónides si era mejor ser rico o ser sabio. Simónides contestó inmediatamente: "Ser rico, sin duda alguna". El tirano le preguntó por qué y Simónides se lo aclaró así: "¡Porque veo que los sabios se pasan la vida a las puertas de los ricos!".

Lo curioso es que Simónides no solamente era rico, sino que fue el primer escritor del que tenemos noticia de que cobrase por escribir un poema.  Otro contemporáneo de    Simónides, el poeta Teognis de Mégara, fue el primero en "firmar" sus poemas (les ponía un sello, un sphragis). Teognis, en realidad, fue el inventor del copyright cuando proclamó: "Estos son los versos de Teognis de Mégara, famoso entre los hombres todos".

Sin enfocamos lo anterior con visión de siglo XXI,  veremos que Simónides y Teognis actuaron conforme a los dos principios nucleares del Marketing Personal:

1º No debes cobrar por lo que haces o dices, sino por el talento que te permite hacer o decir cosas de valor. Si confundes lo uno con lo otro nunca tendrás ni sabiduría ni riqueza.


2º Tanto tus palabras como tus actos deben mostrar tu sello personal. En el momento en que imitamos la forma de hacer y decir de los demás, estamos firmando la sentencia de muerte de nuestra imagen personal.


Corolario de Hermida sobre el Talento: "Si crees que no tienes talento no necesitas un maestro, sino un oculista. ¡Todos tenemos talento! Otra cosa es que no lo sepamos ver ni hacer ver.

Ilación del Corolario de Hermida (también conocido como Ley de la Desvergüenza de Anatole France): "Cuando escuches algo brillante, escríbelo y fírmalo".


martes, 6 de marzo de 2012

Rodéate de cosas bellas

video
Confucio dijo: “Rodéate de cosas bellas”. ¿Un lujo? No, nada de eso. La belleza, la elegancia, nuestra inteligente actitud, nos estimula, refuerza y motiva.
En apenas dos minutos: un bellísimo texto del escritor japonés Tanizaki sobre la hermosura de los alimentos de color blanco presentados sobre el contraste de una vajilla de color negro.
¿Cuentas con contrastes hermosos en tu vida? Si no es así, ¿a qué esperas para crearlos?
Rodéate de cosas bellas, y la primera de ellas, tu mente.

sábado, 3 de marzo de 2012

Valores personales para sociedades excelentes. Entrevista a Terricolensis en RNE

video
Extractos de la entrevista en RNE de Tato Pureto a Jose Hermida (Terricolensis) en el programa Un mundo feliz sobre la influencia de los valores individuales en el sostenimiento de sociedades excelentes.

viernes, 2 de marzo de 2012

4 Píldoras para el éxito. Píldora 4: La Cordura

video

El éxito personal no supone lo mismo para todo el mundo. Cada persona tiene su propio enfoque, su propia experiencia, su propia ambición. El único requisito es que cada uno de esos enfoques, experiencias y ambiciones sean lícitas y estimulantes. Jose Hermida nos cuenta cómo funciona el éxito en esta locución de un par de minutos, más o menos.

Anteriores
"PÍLDORA" 1:  El mayor éxito del mundo es la vida
"PÍLDORA" 2: Los Valores Personales
"PÍLDORA" 3: La Grandeza


4 Píldoras para el éxito. Píldora 3: La Grandeza

video

El éxito personal no supone lo mismo para todo el mundo. Cada persona tiene su propio enfoque, su propia experiencia, su propia ambición. El único requisito es que cada uno de esos enfoques, experiencias y ambiciones sean lícitas y estimulantes. Jose Hermida nos cuenta cómo funciona el éxito en esta locución de un par de minutos, más o menos.

Anteriores
"PÍLDORA" 1:  El mayor éxito del mundo es la vida
"PÍLDORA" 2: Los Valores Personales


Siguiente (y última)
 "PÍLDORA" 4: La Cordura

4 Píldoras para el éxito. Píldora 2 Los Valores Personales. Píldora 2

video

El éxito personal no supone lo mismo para todo el mundo. Cada persona tiene su propio enfoque, su propia experiencia, su propia ambición. El único requisito es que cada uno de esos enfoques, experiencias y ambiciones sean lícitas y estimulantes. Jose Hermida nos cuenta cómo funciona el éxito en esta locución de un par de minutos, más o menos.

Anterior
"PÍLDORA" 1:   El mayor éxito del mundo es la vida


Siguientes
 "PÍLDORA" 3  La Grandeza

 "PÍLDORA" 4 (y última)  La Cordura

4 Píldoras para el éxito. Píldora 1: La Vida

video

 El éxito personal no supone lo mismo para todo el mundo. Cada persona tiene su propio enfoque, su propia experiencia, su propia ambición. El único requisito es que cada uno de esos enfoques, experiencias y ambiciones sean lícitas y estimulantes. Jose Hermida nos cuenta cómo funciona el éxito en esta locución de un par de minutos, más o menos.

Siguientes:
"PÍLDORA" 2   Los Valores Personales

"PÍLDORA" 3  La Grandeza
 PÍLDORA" 4 (y última)  La Cordura