lunes, 21 de mayo de 2012

Capacidad mental

"Lee" el texto de arriba. Resulta sorprendente ver cómo nuestro cerebro aprende a "traducir" los números por letras inmediatamente, acelerándose a partir de la tercera o cuarta línea. Es divertido como en una segunda lectura el texto se lee con toda fluidez.
Algunas personas se bloquean en las dos últimas líneas porque están ligeramente fuera de contexto. Una pista: este "texto numérico" se publicó en Facebook.
 

martes, 8 de mayo de 2012

Miedo a la creatividad, miedo al cambio.

Zapatos de diseño (1939)

Ver aquí Otros sorprendentes diseños de la época. La "modernidad" no es un concepto "moderno". En realidad, se trata de un diseño con más de dos mil años de antigüedad, inspirado en los coturnos del teatro clásico:





Reproducción de coturnos romanos. Fuente: Museo del Teatro de Caesar Augusta

Hay muchas personas convencidas de que carecen de creatividad. En ocasiones esa creencia proviene de la obsesión por hacer algo distinto a lo que ya existe, renunciando por lo tanto a lo que tal vez constituya el mayor valor del ser humano: la plasticidad del cerebro, es decir, su capacidad de adaptación a los complejos cambios del entorno, algo que incluye la moda, por supuesto, pero también la ciencia, la política, la economía, las artes y prácticamente todo lo nos rodea y hacemos que nos rodee. 

El miedo al cambio, tan relacionado con el automenosprecio, acaso sea la mayor amenaza que pende sobre nosotros en estos tiempos no del todo felices. Como señaló Confucio en las Analectas: "Sólo debes tener miedo a tu propio miedo".



lunes, 7 de mayo de 2012

Heroínas y héroes para el siglo XXI

¡Dichoso aquel de quién se prendan las Musas! 
Dulce le brota la voz en la boca.
-Homero-

Star Wars - The Empire Strikes Back (1950)

Maravilloso tráiler de La Guerra de Las Galaxias rodado en 1950 con motivos inspirados en Fritz Lang (Metrópolis) y el cómic Flash Gordon. Treinta y tantos años más tarde se rodó un remake casi idéntico protagonizado por Harrison Ford: los héroes y las heroínas participan de idéntica manera en el imaginario social.

Pueden apostar lo que quieran a que el perfil de una historia heroica no es distinta hoy a la de cualquier otra hace una década o cuatro mil años. El éxito de una imagen personal no viene determinada ni por los atuendos ni por el aparataje escénico, sino por la actitud de los protagonistas y por los arquetipos que evocan.

Dentro de un siglo, fuere cual fuese el soporte que para entonces se utilizará a la hora de contar historias, ésta volverá a ser narrada una vez más.

Star Wars es una historia que ya contaban los neanderthales para sosegarse alrededor de una hoguera, casi en la boca de la caverna, en aquellos tiempos en los que el ser humano no era más que un intruso en la aventura de la vida. Hoy en día hay dos tipos de personas: quienes son conscientes de que esa historia debe figurar en su CV y las que todavía no se han dado cuenta de ello.




La titulación no basta.



Años setenta. Campus de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos). En comparación con los acampados del 15 M los madrileños presentaban una imagen aburguesada, más convencional (Fuente: www.retronaut.co).

Pasamos por alto el hecho de que es posible que la mayoría de las personas jóvenes que aparecen en la imagen sean actualmente, o lo hayan sido en algún momento de sus vidas, responsables de decisiones políticas, financieras, científicas, artísticas, intelectuales o empresariales que han resultado influyentes en la sociedad.

La titulación constituye un aspecto relevante del éxito, sin duda alguna. Obviamente, la formación es crucial, con o sin titulación. La experiencia resulta imprescindible (ejemplo: Steve Jobs). Pero hay más posibiidades de logro cuando se cuenta con las tres cosas a la vez.

Moda y plasticidad del cerebro humano


Una casi irreconocible Brigitte Bardot posando como starlette en la playa de Cannes en 1953

Bardot lleva un bikini, una prenda que, escandalizaba a las mentes más pudorosas de hace más de medio siglo (ver este enlace  de Retronaut.co cómo, en la misma sesión de fotos, el actor Kirk Douglas, también en bañador, increpa a unos mirones). 
Pero no se crean que eso es agua pasada: en 1996, en el concurso internacional de Miss Mundo en Bangalore (India), grupos de conservadores indios forzaron la clausura del evento, que finalmente tuvo que celebrarse en las Sychelles. ¡Las concursantes iban en bikini!
Abajo, una sorprendente foto para la promoción de una marca de máquina de escribir en los años veinte del siglo pasado:
 Lo interesante de la foto de arriba es que, comparada con los calendarios Pirelli, estaríamos hablando de un escenario casi sicalíptico, teniendo en cuenta que la imagen antecede en treinta años a la de la Bardot. De hecho, la foto de Cannes, hoy en día, es totalmente aceptable en el mundo occidental, mientras que la de la pareja con la máquina de escribir presenta connotaciones escandalosas en más de un sentido.

Lo que estoy proponiendo en este post es que la moda moldea algo más que aspectos protocolarios: moldea esencialmente nuestros cerebros. Un hombre no tiene la misma actitud con ligas en los calcetines y engominado hasta la náusea que con el hábito de una sempiterna barba de tres días. Y sus interlocutores tampoco. Las señales que emitimos con nuestra vestimenta prefiguran en las mentes de nuestros interlocutores un complejo y abstracto panel de atribuciones que abarcan desde nuestras creencias hasta nuestras actitudes, sean conformes a la realidad o solamente fantasías por parte de los otros. 

El asunto es de mayor enjundia de lo que pueda parecer a primera vista: no importa cuál sea la dimensión real de nuestra forma de ser, disposición o inteligencia: lo que van a atribuirnos los demás tendrá una cualidad espectral, ficticia, y por lo tanto desajustada, si no manejamos debidamente un arsenal conjunto, verbal y no verbal, que proyecte adecuadamente, es decir, conforme a nuestra voluntad, la imagen que deseamos proyectar.





domingo, 6 de mayo de 2012

Magia y previsión de escenarios hostiles


No quiero ponerme pesado con el tema de Piff - Magic Dragon (VER Full Us), pero creo que lo que ocurrió fue que, al principio, justo en el momento en que Piff abre su esperpéntica mesa de trabajo, Penn hace un gesto de encogimiento de hombros y rápido alzamiento de los brazos, en un simiesco remedo de desprecio o minusvaloración del mago wannabe. En otras palabras: Piff le ha caído mal de entrada, algo que en Marketing Personal denominamos "Compromiso Cognitivo Prematuro".

A mi modo de ver, Penn incurre en el típico pecado de la pequeña burguesía: despreciar todo aquello que no ha comprendido. Al final se da cuenta, pero ya ha comprometido su imagen personal: es un tipo competitivo... incluso potencialmente violento.

En cualquier caso, Piff debía tener preparada una respuesta ante un escenario hostil de este calibre (es un artista que trabaja de cara al público y por lo tanto ésa es una de sus responsabilidades).

Resulta especialmente difícil elaborar respuestas ante escenarios hostiles potenciales debido a la sencilla razón de que, puesto que son desagradables, no nos los queremos prefigurar.

Pero lo cierto es que, aunque la comprensión apropiada de un escenario es algo que nos favorece, la previsión del peor de los escenarios, así como de las respuestas más adecuadas a los mismos, nos favorecen extraordinariamente en todo propósito en el que tenga que ponerse en juego nuestra imagen personal.


Magia y cambio de estados de ánimo

Mr. Piff (Magic Dragon) en el truco de la Carta Equivocada

Piff interviene en Full Us, el programa de los archifamosos magos Penn & Teller. El truco es de lo más divertido y original, pero las personas interesadas en Comunicación Interpersonal podrán apreciar a partir de 6:00 cómo Penn crea una situación conflictiva al burlarse del traje del mago (es el momento en que Piff se está comiendo un plátano). Podrán observar cómo Magic Dragon tiene que controlarse para no mostrar su enfado ante el público.

La escena que tiene lugar es muy sutil; es lo que el sociólogo canadiense Erving Goffman llamaba Franja de Actividad, es decir, que dentro de un Marco general, que aquí se podría denominar "humor" o "espectáculo", repentinamente tiene lugar otro marco dentro del marco, que podríamos llamar "confrontación". Observen el control consciente que Piff ejerce sobre la musculatura de su rostro y cómo en ese momento abre mas los ojos más abiertos (y posiblemente sus pupilas también estén más dilatadas).

Al final, Piff saluda afectuosamente a Teller, pero a Penn sólo le da la mano trazando un arco para chocarla con fuerza contra la de su enorme oponente (Penn es casi un gigante) transmitiendo un meta-mensaje que viene a significar: "Bueno, no ha pasado nada, pero no me ha gustado tu actitud".

Finalmente, en un acto de grandeza, Piff hace mutis con un último chiste visual, difuminando así la Franja "de tensión" y recuperando el Marco inicial "humor-espectáculo".

Cada día tienen lugar a nuestro alrededor continuos cambios de Franjas y Marcos. Las personas que prestan atención consciente a esos cambios e interpretan debidamente sus significados siempre cuentan con una ventaja a la hora de interactuar con interlocutores con menos capacidad de observación.



sábado, 5 de mayo de 2012

Entrenamiento para la manipulación de masas


Manipulación de masas. Antes la practicaban los dictadores dejándose guiar por magos y ocultistas. Pero la experiencia demuestra que lo que realmente importa son los medios de comunicación.  No te pierdas este video.

Si eres capaz de hacer esto, tuya es la tierra



 
Si puedes mantenerte firme cuando a tu alrededor
todo el mundo se altera y critica tu entereza;
si cuando los demás dudan tú confías en ti
y al mismo tiempo sabes perdonar su flaqueza;
si puedes esperar y no cansarte de hacerlo,
o aún blanco de mentiras esgrimir la verdad,
o siendo objeto de odio, al odio no darle cabida
y ni de ensalzar tu propio juicio, ni ostentar tu bondad;
 
Si sueñas, pero sin que el sueño te domine;
si piensas, y el pensar no adormece tu voluntad;
si eres capaz de lidiar con el triunfo y el desastre 
y tratar a ambos como a dos impostores;
si puedes hacer que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados,
y mirar hecha trizas tu adorada quimera,
y tornas a forjarla con herramientas melladas;
 
Si todas tus ganancias apostadas de golpe,
las arriesgas con osadía en un golpe de azar,
y las pierdes, y luego, con bravo corazón,
sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;
si puedes mantenerte en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tenso
para emplearlos cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice: ¡Aguanta!
 
Si puedes hablar a la multitud y conservar tu virtud;
O caminar junto a reyes, ya has triunfado.
Si ni amigo ni enemigo pueden herirte;
si eres bueno con todos, pero no demasiado,
si puedes llenar el inolvidable minuto 
de los sesenta segundos que aún te quedan para llegar a la meta,
tuya es la tierra y todos sus codiciados frutos,
y lo que más importa de todo esto, 
es que serás un ser humano, hija mía.
  
Rudyard Kipling