viernes, 4 de enero de 2013

Mensajes y metamensajes:el discurso "oculto" del Rey


El mensaje de Navidad del Rey consistió en tres asuntos concretos ("crisis económica", "España como nación europea e iberoamericana" y "la política como instrumento". Este planteamiento obedece al esquema clásico de la Oratoria, en concreto, la dispositio o taxis, que viene aser algo así como si se le facilitase "un mapa" a la audiencia. Si has visto el discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford, visionado en Youtube por millones de personas, comprobarás que se trata del mismo recurso.

Pero lo que sucedió en los ocho minutos de la locución fue algo más allá del simple discurso retórico, tal como vamos a verlo a continuación.




1
Son muchas las personas que se preguntan cuál es el significado de la bandera azul que ondea en lo alto del Palacio de la Zarzuela y por qué la bandera de la nación no se encuentra a la vista.

En realidad, esa bandera azul es el estandarte real. Antiguamente cumplía con la función de identificar la posición del monarca en el campo de batalla. No es demasiado probable que el significado de ese símbolo se encuentre al alcance de todo el mundo. En términos de comunicación, el icono distancia al Rey del público al que en teoría debería ir dirigido el mensaje. Más abajo veremos cómo el color azul desempeña un papel clave en el discurso.

2
Hay cuatro elementos en el despacho del Rey conteniendo mensajes que don Juan Carlos no verbaliza, pero que significan determinadas ideas. Esos elementos son, en primer lugar,  el cuadro en la pared del fondo: se trata de un retrato del Infante Felipe, Duque de Parma, cuarto hijo del rey  Felipe V. El segundo elemento que entra en juego es el reloj de pared (justo en el momento en el que dieron las campanadas de las nueve, el Rey dejó sobre la mesa el papel que se encontraba consultando y dio comienzo a su discurso). En tercer lugar la posición del Rey, de pie, medio sentado en el borde de la mesa y vistiendo un traje azul. En cuarto lugar, es interesante observar que justo al lado del monarca, sobre el escritorio, se encuentra un ejemplar de la Constitución Española de de1978.



3
Empecemos por el retrato del infante. Su padre, Felipe V, era francés, pero el Duque de Parma nace en Madrid, por lo que pertenece a la primera generación de la dinastía borbónica netamente española. El Infante señala con su mano derecha un texto legitimador de su rango y condición, en una pose típica de la época.


 
4
En el retrato del Infante que aparece bajo estas líneas, y que actualmente se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Budapest, el modelo aparece señalando un ave y un fruto del continente americano, de nuevo conforme a la moda de entonces, para dar a entender la dimensión imperial de la dinastía en unos años en los que, precisamente, la Corona española pierde peso en Europa a pasos agigantados (el Tratado de Utrech es de 1714).


5
Volvamos al despacho del Rey: se puede observar que la pose de don Juan Carlos y la del Infante resultan sorprendentemente similares y con una intención idéntica con relación a los textos legales que el Infante señala explícitamente mientra que el Rey (éste con relación a la edición de la Constitución Española) lo hace de manera aparentemente casual, pero inequívoca: las posiciones del cuerpo y el señalamiento de los respectivos libros nos están hablando de la legitimación de la institución monárquica.



6
Ahora veamos este otro encuadre. En los estantes  se encuentran dos fotografías en destacada posición central: una en la que aparecen sus majestades los reyes, don Juan Carlos y doña Sofía con motivo de la vigésimosegunda  Cumbre Iberoamericana. La otra, en el estante inferior, es de los Príncipes de Asturias.  La posición elegida para esos dos objetos enfatiza más el acontecimiento iberoamericano que el de la otra foto.


5
Por último no podemos pasar por alto la insistencia en el color azul: el estandarte real, los ropajes del Duque de Parma y el mismo traje del Rey, de un azul más bien llamativo, todo lo cual pretende reforzar en la audiencia la asociación con los símbolos borbónicos..

TRADUCCIÓN DE LOS METAMENSAJES:
 EL ESTANDARTE REAL: La Corona se ve impersonalizada en la figura de Don Juan Carlos (en un determinado momento del discurso el Rey utiliza explícitamente las palabras “mi reinado” y no La Monarquía, La Reina y yo o La Corona.).
 POSTURA DEL REY: de pie, pero informalmente apoyado en el borde del escritorio. Se trata de deslizar dos metamensajes simultáneose: uno “estoy de pie, no necesito sentarme” y dos, “mi informalidad se muestra de acuerdo con los signos de los tiempos”.
ELEMENTO RELOJ: al dar las campanadas el Rey da comienzo a su discurso a la nación. Es una deliberada mise en scène que propicia un metamensaje de precisión y control, con dominio del escenario.
ELEMENTO RETRATO DEL DUQUE DE PARMA:
La dinastía borbónica se encuentra legitimada plebiscitariamente por el pueblo español.  Tal comos e ha indicado con la identidad de los colores en ropajes y estandarte.
ELEMENTO POSICIONES RELATIVAS DE LAS FOTOS DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS y de la XXII CUMBRE IBEROAMERICANA, ésta en posición más elevada que la de los príncipes Hay, por una parte un mensaje explícito: ¡” Iberoamérica es parte fundamental de nosotros, como también nosotros lo somos de ella.” y por otra, un metamensaje: lo más importante es la economía.
Posiblemente sería oportuno el que la Casa Real se replantease su estrategia de comunicación, valiéndose de mensajes más directos e incluso divulgativos (ncluso acerca de la interpretación de los recursos simbólicosm a nivel protocolario ¿por qué no?)  y que además se buscase una vinculación emocional más definida con la ciudadanía, y de forma especial, con los jóvenes, quienes son lo que, a juzgar por los resultados de las más recientes encuestas, mantienen una mayor distancia con relación a la institución monárquica.
Ese acercamiento difícilmente se conseguirá con claves aux connaiseurs. Recordemos que la clave de la empatía se encuentra en que emisor y receptor compartan anticipadamente los significados de los metamensajes, ya que de no darse esta condición, los contenidos de los auténticos mensajes clave se echan a perder.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada