domingo, 21 de abril de 2013

El test del Desierto

Sicut dies iuventutis tuae, ita et senuctus tua.

("Como los días de tu juventud, serán los de tu vejez".
Proverbio antiguo, de autor no identificado.  Traducción de Neus Galí).


Este post es el séptimo de una serie prevista de 15 entregas (tres por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).

 
***
En el post anterior ("Lo que dices desear y lo que realmente deseas")  habíamos presentado un concepto clave del comportamiento humano denominado metapreferencia. Las metapreferencias resultan muy amenazadoras a la hora de relacionarnos con los demás dentro de un contexto emocional y se encuentran vinculadas con la pérdida del sentido de la realidad (el "soñar despiertos") lo que hace que nuestras palabras y actos no sean congruentes con nuestros verdaderos propósitos, de tal suerte que hacemos y decimos  cosas... ¡pero los resultados que obtenemos de los hechos y dichos ni por asomo se corresponden con aquello que hubiésemos deseado que tuviese lugar!

***

A principios de la década de los años noventa del siglo pasado, dos profesores de las universidades japonesas de Rissho y Waseda desarrollaron una técnica sumamente divertida que permite investigar, en la mayoría de los casos, cuál es nuestra visión del entorno. En realidad, esa técnica es antiquísima y se encuentra relacionada con la práctica de la narración de cuentos e historias alrededor del fuego que nuestros antepasados llevaban a cabo, pero los profesores Tadahiko Nagao e Isamu Saito le dieron un enfoque muy original que vas a conocer dentro de un momento (si quieres saber más sobre el tema tienes un librito en español que se titula precisamente Kokología, y cuyo autor es "Julia Coto) -es un pseudónimo- del que puedes obtener más información aquí: http://libros.fnac.es/a215888/Julia-Coto-Kokologia).

Una explicación más antes de empezar: "kokoro" (transcripción: se lee "cocóra" y significa mente, sentimiento, corazón o pensamiento, en función de la intención literaria en la construcción de la frase. Se creó un programa de TV que tuvo mucho éxito en Japón. Esperamos que te guste.
  En este post te planteamos el primer test que le habíamos pasado a María. En posts sucesivos verás la interpretación del test, que podrás aplicarte sin ayuda de nadie. Después podrás ver qué es lo que respondió María y en las tres siguientes pruebas te plantearemos un tercer test, la contestación  de María y las claves para que tú puedas interpretar el significado del tuyo.


***
PRIMER TEST  心




ATRAVESANDO EL DESIERTO

Imagínate que te encuentras a lomos de un camello, con un atavío típicamente beduíno. Hace un calor infernal y avanzas a lo largo de la inmensidad del desierto del Sáhara sin más compañía que la del fiel animal que te sirve de medio de transporte. Pasan las horas y los días y las noches, y el viaje parece interminable.
1. Un viaje así resulta agotador, desde luego. Si el camello pudiese comprender tus palabras, ¿qué le dirías? Anota tu respuesta esta pregunta, así como a las tres siguientes, porque las necesitarás para interpretar los resultados de tus respuestas.

 2. El agua empieza a escasear y ya te empiezas a plantear lo peor, cuando descubres que estás llegando a un oasis, con sus palmeras y su fuentecilla. ¡No es un espejismo, sino algo real! Lo que sucede es que hay alguien que ha llegado antes que tú. ¿De quién se trata? (ojo: tiene que ser una persona a la que conozcas en la vida real). 

3. Tras tu merecido descanso en el oasis reemprendes el camino. Cae la tarde y ves unas luces en el horizonte. Tampoco es un espejismo, sino la población a la que realmente querías llegar. ¿Cómo te sientes ahora en que la travesía ha llegado a su fin? 

4. Bueno, ahora te tienes que separar del camello y dejarlo en su “garaje”. Pero nada más has desmontado, aparece otra persona que sin dirigirte la palabra y moviéndose de forma algo brusca, se monta en el camello y se va. ¿Quién es esa persona? (también tiene que ser alguien conocido por ti). 

***
Nos vemos en el siguiente post... ¡suponiendo que hayas sobrevivido a la infernal travesía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario