domingo, 28 de abril de 2013

Éxito para cada día: cómo los bebés pueden ser nuestros maestros

Veritas in omnem sui partem semper eadem est

("La verdad es siempre la misma en todas sus partes").
Séneca, Epístolas, 79, 16.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el decimocuarto de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).
Entrega 12.  "RESPUESTAS DE MARÍA EN EL TEST" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).
Entrega 13.  "EL VÉRTIGO DEL ÉXITO Y EL PACTO SECRETO" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).
 

***
En el post anterior habíamos mencionado esa especie de vértigo que muchas personas experimentan cuand- tras haber deseado una mejora para sus vidas, la mejora empieza a tener lugar y  emergen los monólogos interiores del tipo "no lo conseguiré", "esto es imposible", "esto es una bobada", etcétera. Esos monólogos son cosa normal y cumplen con la función de evitar la decepción, algo que en el lenguaje popular recoge la expresión "poner la venda antes de la herida". La mayoría de nosotros lo hacemos en no pocas ocasiones.

Ustedes recordarán que María tenía ante sí tres opciones en lo referente a las mejoras que quería establecer en relación a su estrategia de relaciones sociales, las cuales habíamos comparado con una dieta para perder peso: 1) Tras el éxito del primer día de dieta, seguir con el programa; 2) Abandonarlo por no verse capaz de soportar el esfuerzo  y 3) Decirse a sí misma que, después de todo, no había por qué cambiar nada.

Y ahí el Yo de María introdujo sus astutas turbulencias: mientras ella pretendía seducir a un chico que le gustaba, en un momento dado intimó con otro muchacho. No es necesario entrar en demasiados detalles, pero, tal como lo describió la voluntaria, resultó un episodio con tintes ciertamente romántico, sobre todo en la parte de la despedida. Dentro del mismo marco temporal,María  fue víctima de un fugaz estado de ira, para a continuación, repentinamente, pasar a mostrar signos de tristeza, casi inmediatamente mudados por otros que sugerían un cierto optimismo. En menos de una semana, el romántico episodio parecía olvidado, puesto que envió a Morfocom un mensaje en el que mencionaba a un tercer muchacho (un vecino suyo) con quien intuía una cierto horizonte de felicidad...

En fin, un petit chaos. Jose llamó por teléfono a Àlex:

- ¿Te resulta creíble todo esto?
- Los psicólogos siempre debemos tomar como primera opción el dar por ciertas las manifestaciones del paciente.

De modo que dimos por ciertas las descripciones de los hechos que nos había dado a conocer María, aunque lo cierto era que  no importaba tanto la veracidad de lo hechos como la actitud a la hora de diseñar la estrategia para hacer frente a los inconvenientes: ¿Realmente María quería tener éxito en sus propósitos?


 ***

A lo largo del curso de la vida hay cosas que salen bien y cosas que salen mal. Pero si nos fijamos, todo asunto que "sale bien" ha exigido un cambio previo. Un cambio de actitud, de comportamiento. Un cambio intelectual, emocional, profesional. En una gran organización, como por ejemplo una multinacional o una gran organización estatal, no hay nada que inquiete más que el cambio. 

Los adultos acostumbramos a gestionar mal los cambios, pero, ¿cómo lo hacen los bebés?

Los bebés son seres colosales, dotados de una portentosa y prácticamente inimitable capacidad para el cambio. Lanzan objetos lejos de sí para experimentar el significado del espacio, doblan sus cuerpos para conocer cómo son sus cuerpos... ¡y estallan en risas cuando perciben un cambio que afecta a su crecimiento!

¿Ha tenido usted la maravillosa oportunidad de asistir a los primeros pasos de un bebé? ¿Ha visto qué es lo que sucede? Que ríe. Se caiga o no. Se ríe. Y lo hace porque se trata de su primera experiencia en el camino de la libertad. 

¿Ha visto lo que le pasa a tantos adultos cuando tienen que afrontar el reto de un cambio? ¡¡Tienen miedo!!
 ***
 No sabemos si estamos lo suficientemente capacitados para enseñar cosas a los adolescentes. Pero resulta de todo punto incontestable que tenemos que aprender mucho de los bebés. Sobre todo, de su valentía.


 ***
En la siguiente y última entrega de esta serie aportaremos una sinopsis de todo lo que ha sido esta experiencia y de cómo podremos (o no) aplicarla a nuestras vidas, es decir, a nuestro futuro.


 ***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada