sábado, 27 de abril de 2013

Lo que María contestó en el Test del Puesto Ambulante

Sapere audi

("Atrévete a ser sabio").
Horacio, Epístolas, 1, 2,40.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el duodécimo de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).


***



PREGUNTA 1. ¿Cuántos tipos distintos de productos estás mostrando? (por ejemplo, si es bisutería, pueden ser brazaletes, anillos, collares…). RESPUESTA:” Productos relacionados con la belleza. Bases de maquillaje, sombras de ojos, coloretes, correctores, máscaras de pestañas, lápices de ojos y de labios, barras de labios, lacas de uñas, cremas faciales y corporales… “. COMENTARIOS: El muestrario se compone de productos de típico uso femenino. Lógicamente mostramos ante los demás aquella faceta de conocimiento que nos aporta más seguridad, lo que no está mal... pero no es suficiente. El problema se presenta cuando nuestro diálogo se pervierte dando por hecho que a todo el mundo le interesa lo mismo que nos interesa a nosotros. En su aspecto más inmediato: hay hombres que hablan a las mujeres "en lenguaje hombre" y mujeres que lo hacen "en lenguaje mujer". Unos y otros dan por hecho que participan del mismo entrenamiento social y cultural. Al apoyarse en esta falacia, ellos y ellas impiden los intercambios más elementales de comunicación. Entre los jóvenes (y no tan jóvenes) se interponen, sin pretenderlo, insalvables barreras a todo intercambio emocional.
PREGUNTA 2. Llega un posible cliente, echa un vistazo y apenas un minuto después se va sin haber comprado nada. ¿Qué piensas acerca de esa persona? RESPUESTA: [María escribe una especie de introducción en la que se refiere en términos peyorativos a esa persona, pero afirmando que es “en broma”] y a continuación comenta: “(…) seguramente es una persona que no se maquilla nunca y/o que no concede ninguna importancia a esto de la estética. En resumen: creo que sobre la persona en sí, no pensaría nada (…). COMENTARIOS: María afirma que insulta “en broma” a la otra persona. Los insultos nunca son en broma. Son términos antitéticos. El resentimiento, que es la posición emocional subsiguiente a la frustración, afectará a la construcción de los sucesivos mensajes. A las claras: hacemos pagar a las nuevas relaciones el daño que algunas personas nos han hecho (queriendo o sin querer) en el pasado. ¡La seducción y la felicidad son así poco menos que imposibles!
PREGUNTA 3.  Ahora se acerca otro posible cliente y da la impresión de que uno de los productos que exhibes le interesa mucho; además, se trata del producto que tú misma consideras el mejor de todo el muestrario. ¿Qué dices a esa persona para convencerla de que la compre? RESPUESTA: “¿Sabe que bajo mi punto de vista, ése es el mejor producto de todo el muestrario?  (…) Creo que no he conseguido hacer algo mejor que eso que tiene usted en la mano, de verdad (…). COMENTARIOS: de forma similar a las dos preguntas anteriores, la respuesta se refiere a sí misma ("mi punto de vista", "lo mejor que he hecho"). En el campo de las seducción (la venta de un producto y la proyección de la imagen personal no son otra cosa sino procesos de seducción) el protagonista es siempre la persona seducida, no el seductor. Puedes ayudar a la otra persona (los seductores expertos, Casanova, Robert Greene, se refieren a ellas como "víctimas") a que descubra cuáles son las auténticas necesidades emocionales que quieren conseguir. La víctima no quiere un collar o una pulsera, sino el efecto simbólico que le permitirá conseguir la emoción que pretende. Tal vez como regalo, tal vez para sí misma... pero jamás lo sabremos si no escuchamos el ritmo de su corazón.
PREGUNTA 4. La jornada termina y tú, como todos los demás, recoges tu tenderete. Haz un resumen de cómo ha ido el día, cómo te has sentido, cuántas cosas has vendido y cualquier otro comentario. RESPUESTA: “Pues no ha ido mal la cosa, ¿no?” Para mañana, no sé si empezar a preguntar a la gente si necesita ayuda mientras ojea los productos (…) ¿Y si hubiera preguntado a ese señor si estaba buscando algo concreto? Tal vez hubiera comprado algo para su mujer o su hija (…). COMENTARIOS: ¡Perfecto! María sabe muy bien cómo funciona el asunto: hay que preguntar a la otra persona, hay que conocer el ritmo de su corazón y sentirlo como propio. Observen cómo cuando hace el recuento se muestra insegura: "pues no ha ido mal la cosa, ¿no? Ese "¿no? no nos lo podemos permitir en ninguna de nuestras relaciones. Y si surge, sólo lo podemos neutralizar mediante una única y poderosa herramienta: la de escuchar a la otra persona. 

La magiaq de este ejercicio de laboratorio que nos proporciona este test viene dada por esas maravillosa expresión con la que inconscientemente María construye su propio mensaje de futuro: "no sé si empezar a preguntar a la gente si necesita ayuda".

Por supuesto que sí. ¡Empieza ahora! ¡Ahora mismo!

***

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada