lunes, 22 de abril de 2013

Soluciones al Test del Camello

Parce gaudere oportet et sensim queri, quod totam quod vitam miscet dolor et audium.

("Conviene alegrarse con moderación y lamentarse poco, pues la vida entera es una mezcla de placer y dolor".
Fedro, 4, 17, 9.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el octavo de una serie prevista de 15 entregas (tres por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).

 
***
En el post anterior ("El Test del Desierto") tuvimos la ocasión de ofrecer a María un "viaje a su mundo interior" a través de un tan emocionante como agotador viaje a través del desierto del Sáhara. ¿Y tú? ¿También has hecho ese test o lo tienes pendiente? Si no los has hecho, no sigas leyendo por debajo de este párrafo, sino que lo mejor es que vayas al enlace que tienes más arriba (el titulado "EL TEST DEL DESIERTO") y que después de haberlo hecho vuelvas aquí para ver la interpretación (si lo haces al revés sólo tú serás la persona engañada, evidentemente).


***
Estas son las soluciones del Test del Desierto:




El desierto simboliza el recorrido de tu vida (esa gran aventura “vacía” que tú vas a llenar de experiencias, sentimientos, compañías, soledades, victorias y derrotas). El “final del viaje” en realidad no es tal, sino el ”principio” de una más de las sucesivas “vidas” que se abrirán ante ti, cada vez que llegue el momento de “despedirte” de alguien con quien has tenido una relación emocional (un familiar, un amante, un amigo… ¡o incluso un enemigo!).

1. Cuando hablas al camello es como si se lo dijeses a esa persona o personas con las que al momento has estado manteniendo una relación más intensa. Fíjate en el sentido de las palabras que has elegido: ¿son de desesperación? ¿de reproche? ¿de esperanza? ¿de consuelo? ¿tal vez de otra cosa? Es así cómo ves la “vida” que has tenido o sigues teniendo con esa persona o personas.

2. El oasis simboliza la solución de los problemas momentáneos. La persona que allí te encuentras es alguien quien en algún momento (o en muchos momentos) te ha servido de apoyo.

3. El final de la ruta refleja tu estado de ánimo al emprender tu nueva “vida” y debes analizarlo del mismo modo que como se explica en el punto número 1.

4. Por último, la persona que se lleva el camello simboliza la vida que esa persona “seguirá llevando”, pero ya sin proximidad a ti… y cada cual irá por su lado. Este último punto seguro que te sugiere muchas cosas en función de tu respuesta. 


***
En el siguiente post conoceremos qué es lo que respondió María y podrás comparar tu autoanálisis con el suyo. Seguro que te encuentras con más de una sorpresa.


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada