jueves, 5 de septiembre de 2013

Paciencia y Autodominio


La función de estos dos valores personales no radica en la consecución de lo que deseamos, sino en la conservación de lo que poseemos. Habitan en la antesala de  la Tenacidad; ésta y el Logro llegarán más tarde (en ocasiones, mucho más tarde).

Si se prescinde de la Paciencia y del Autodominio, el diablo se las arregla para torcer el camino de la vida desde el primer paso, terminando por conducirnos a un lugar al que nunca habríamos deseado haber llegado.

La Paciencia y el Autodominio no son valores estables: al igual que Shiva, quien destruye el mundo y lo vuelve a construir con su propio pensamiento, ambos valores se desvanecen cada noche. En otras palabras, cada día debemos volver a consolidarlos.
 
Cada día.
*     *     *

“Este post es el primero de la serie Los 10 Pasos, quea parecerá incluida en la segunda edición de El clan de los soñadores fértiles, de próxima aparición”.

Tómate unos segundos para ver un bello ejemplo del ejercicio de la Paciencia. He elegido para esta serie breves, pero elocuentes fragmentos educativos de la serie, algunos de ellos especiamente bellos:


* * *
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada