lunes, 29 de abril de 2013

Las Tres Reglas Inmanentes de la Vida

Nihil est magna vita quam multa minuta

("Una vida importante no es más que un montón de cosas pequeñas").
Proverbio antiguo originalmente traducido por  Neus Galí en la obra Aurea Dicta, levemente modificado por Jose Hermida.



Este post es el decimoquinto (y último) de la serie de 15 entregas que ha tratado acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida han acompañado a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se adaptaron en todo momento a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).
Entrega 12.  "RESPUESTAS DE MARÍA EN EL TEST" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).
Entrega 13.  "EL VÉRTIGO DEL ÉXITO Y EL PACTO SECRETO" (pulsar AQUÍ  para ir al decimotercero capítulo).
Entrega 14.  "ÉXITO PARA CADA DÍA: CÓMO LOS BEBÉS PUEDEN SER NUESTROS MAESTROS" (pulsar AQUÍ  para ir al decimocuarto capítulo). 
***
Todos los seres humanos resultamos básicamente iguales. Tan sólo nos diferenciamos en el uso que hacemos de nuestro aparataje inicial a la hora de llegar a este mundo. El resto lo construimos y nos lo construyen, la familia, los maestros y la sociedad en su conjunto. La identidad de lo que somos, nuestra verdadera esencia, solamente se edifica sobre los cimientos de la libertad personal... pero no hay mayor carcelero que cada uno de nosotros mismos, puesto que nadie más conoce con tanto detalle y profundidad la esencia de nuestras debilidades: cobardía y ambición, soberbia y timidez, torpeza y fingimiento. Y mil cosas más que solamente conocemos usted y nosotros, el equipo de Morfocom.

Resulta fascinante cómo la experiencia de María, la anónima voluntaria que ha aportado su experiencia personal a este experimento, ha recorrido, en tan sólo tres semanas, la esencia de la vitalidad (el deseo, la ambición de la felicidad, pero también la incomprensión del propio ser, las secuelas de la soberbia, el ánimo de la amistad, la tenaz búsqueda de la armonía, el reconocimiento del malestar, la identificación de las fortalezas y debilidades del espíritu y la fuerza necesaria para domar nuestra conciencia a la hora de interacionar de forma saludable con los demás.

La felicidad, al igual que el éxito, tiene un significado distinto para cada persona. Para unos significa silencio y calma; para otros, frenesí y popularidad. Un tercer grupo gusta de lo uno y lo otro en función de las circunstancias. La vida alocada acarrea disgustos, pero también la solitaria puede hacerlo. Lo uno y lo otro afecta directamente al modo en que proyectamos nuestra personalidad en la vida social y cómo los demás nos retribuyen o castigan en función de nuestra sagacidad para mantener el comportamiento adecuado, en el lugar y tiempo adecuados y con las personas sociales, sagacidad que hoy se resume en la expresión inteligencia social. No es ningún don. No viene en el kit. Lo aprendes cuando te equivocas y aprendes la lección. Lo aprendes cuando aciertas y no se te olvida la lección.

Es posible que existan  miles de explicaciones más o menos fiables acerca de cómo se contruye la felicidad, pero sin el propio autoconocimiento (auténtico, no fantasioso) el camino de la vida no hará rasguños. Hará heridas. Para los primeros y las segundas te ofrecemos un botiquín de emergencia con tres elixires, a los que hemos denominado Las Tres Reglas de la Vida. Son las siguientes:

PRIMERA REGLA: "Naces con un kit básico de habilidades y defectos generado cientos de miles de años atrás y mejorado generación tras generación, lo que te convierte en el ser más capaz producido por tu rastro genético" (ojo: eso no quiere decir que seas la persona más capaz del mundo, sino la  potencialmente más capaz de tu rastro genético). Otro asunto es dónde naces y cuándo. Lo que ha venido pasando a tu alrededor desde que naciste no es responsabilidad tuya ni de tus antepasados. Es lo que hay, pero influye en tus percepciones y, por supuesto, en tus comportamientos, que son precisamente los que propician las respuestas que obtienes del mundo que te rodea". 

SEGUNDA REGLA:  "La Naturaleza te ha creado para mejorar, no para que empeores, La Naturaleza no es estúpida, pero como toda esencia creada,  no es inteligente por completo. Necesita que le echen una mano. En otras palabras, si quieres mejorar, tienes que ayudar a la Naturaleza. Si no quieres hacer ese esfuerzo, no te quejes".

TERCERA REGLA: "Aprende, aprende y aprende. Cuando veaas a una persona admirable, piensa en cómo igualarla. Cuando veas a una persona zafia y malvada... ¡procede inmediatamente a examinarte! Aprende, aprende y aprende.

Buena suerte.


 ***

domingo, 28 de abril de 2013

Éxito para cada día: cómo los bebés pueden ser nuestros maestros

Veritas in omnem sui partem semper eadem est

("La verdad es siempre la misma en todas sus partes").
Séneca, Epístolas, 79, 16.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el decimocuarto de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).
Entrega 12.  "RESPUESTAS DE MARÍA EN EL TEST" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).
Entrega 13.  "EL VÉRTIGO DEL ÉXITO Y EL PACTO SECRETO" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).
 

***
En el post anterior habíamos mencionado esa especie de vértigo que muchas personas experimentan cuand- tras haber deseado una mejora para sus vidas, la mejora empieza a tener lugar y  emergen los monólogos interiores del tipo "no lo conseguiré", "esto es imposible", "esto es una bobada", etcétera. Esos monólogos son cosa normal y cumplen con la función de evitar la decepción, algo que en el lenguaje popular recoge la expresión "poner la venda antes de la herida". La mayoría de nosotros lo hacemos en no pocas ocasiones.

Ustedes recordarán que María tenía ante sí tres opciones en lo referente a las mejoras que quería establecer en relación a su estrategia de relaciones sociales, las cuales habíamos comparado con una dieta para perder peso: 1) Tras el éxito del primer día de dieta, seguir con el programa; 2) Abandonarlo por no verse capaz de soportar el esfuerzo  y 3) Decirse a sí misma que, después de todo, no había por qué cambiar nada.

Y ahí el Yo de María introdujo sus astutas turbulencias: mientras ella pretendía seducir a un chico que le gustaba, en un momento dado intimó con otro muchacho. No es necesario entrar en demasiados detalles, pero, tal como lo describió la voluntaria, resultó un episodio con tintes ciertamente romántico, sobre todo en la parte de la despedida. Dentro del mismo marco temporal,María  fue víctima de un fugaz estado de ira, para a continuación, repentinamente, pasar a mostrar signos de tristeza, casi inmediatamente mudados por otros que sugerían un cierto optimismo. En menos de una semana, el romántico episodio parecía olvidado, puesto que envió a Morfocom un mensaje en el que mencionaba a un tercer muchacho (un vecino suyo) con quien intuía una cierto horizonte de felicidad...

En fin, un petit chaos. Jose llamó por teléfono a Àlex:

- ¿Te resulta creíble todo esto?
- Los psicólogos siempre debemos tomar como primera opción el dar por ciertas las manifestaciones del paciente.

De modo que dimos por ciertas las descripciones de los hechos que nos había dado a conocer María, aunque lo cierto era que  no importaba tanto la veracidad de lo hechos como la actitud a la hora de diseñar la estrategia para hacer frente a los inconvenientes: ¿Realmente María quería tener éxito en sus propósitos?


 ***

A lo largo del curso de la vida hay cosas que salen bien y cosas que salen mal. Pero si nos fijamos, todo asunto que "sale bien" ha exigido un cambio previo. Un cambio de actitud, de comportamiento. Un cambio intelectual, emocional, profesional. En una gran organización, como por ejemplo una multinacional o una gran organización estatal, no hay nada que inquiete más que el cambio. 

Los adultos acostumbramos a gestionar mal los cambios, pero, ¿cómo lo hacen los bebés?

Los bebés son seres colosales, dotados de una portentosa y prácticamente inimitable capacidad para el cambio. Lanzan objetos lejos de sí para experimentar el significado del espacio, doblan sus cuerpos para conocer cómo son sus cuerpos... ¡y estallan en risas cuando perciben un cambio que afecta a su crecimiento!

¿Ha tenido usted la maravillosa oportunidad de asistir a los primeros pasos de un bebé? ¿Ha visto qué es lo que sucede? Que ríe. Se caiga o no. Se ríe. Y lo hace porque se trata de su primera experiencia en el camino de la libertad. 

¿Ha visto lo que le pasa a tantos adultos cuando tienen que afrontar el reto de un cambio? ¡¡Tienen miedo!!
 ***
 No sabemos si estamos lo suficientemente capacitados para enseñar cosas a los adolescentes. Pero resulta de todo punto incontestable que tenemos que aprender mucho de los bebés. Sobre todo, de su valentía.


 ***
En la siguiente y última entrega de esta serie aportaremos una sinopsis de todo lo que ha sido esta experiencia y de cómo podremos (o no) aplicarla a nuestras vidas, es decir, a nuestro futuro.


 ***

sábado, 27 de abril de 2013

El Vértigo del Éxito y el Pacto Secreto

Omnes natura parit liberos

("A todos nos engendra libres la naturaleza").
Plauto, Aulularia, 5.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el decimotercero de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).
Entrega 12.  "RESPUESTAS DE MARÍA EN EL TEST" (pulsar AQUÍ  para ir al duodécimo capítulo).


***
No pretendemos ponernos en plan cursi-intelectual, pero lo cierto es que los dispositivos psicobiológicos que configuran esa cosa tan rara a la que acostumbramos a referirnos como "Yo" y "Tú", no siempre están de nuestra parte. 

A través de los tests anteriores y de un prolijo intercambio de correspondencia entre María (nuestra voluntaria para el experimento de laboratorio virtual que nos ocupa) y el equipo de Morfocom que formamos Àlex Martínez Miralpeix y Jose Hermida, hemos podido comprobar cómo lo que llamamos "Yo" tiene la terca manía de jugarnos unas tremendas malas pasadas... ¡sin que "Yo" se entere de nada!

La mala pasada más significativa es la del VÉRTIGO CUANDO LAS COSAS EMPIEZAN A IR BIEN. Le pondremos un ejemplo: si usted tiene sobrepreso y se plantea reducir su masa corporal, lo más razonable es que trace un plan para conseguirlo. Acudirá a consejos en Internet, o tal vez a un especialista o a su médico de familia, quien, probablemente, le entregará una fotocopia con una dieta semanal más o menos razonable desde el punto de vista científico, pero no exactamente apetitosa

Esto significa que cuando usted empiece su dieta, por muy calculadas que estén las calorías que comporta el menú, USTED PASARÁ HAMBRE ESE DÍA, lo quiera o no (porque esa es una de las consecuencias del saludable objetivo que persigue la dieta que le han recomendado).

A partir de ese momento pueden suceder tres cosas:

1) Que usted haya puesto una fe ciega en la dieta y en la sabiduría profesional de su terapeuta, por lo que, a pesar de todo, se encuentra dispuesto a PASAR HAMBRE EL SEGUNDO DÍA.
2) Que se olvide de la dieta en cuestión, porque no se encuentra en disposición de someterse a semejante tortura durante un tiempo indefinido.
3) Que proceda a engañar a su Yo (sea lo que sea lo que eso signifique) y, despreciando todo el conocimiento científico de su médico de cabecera, se reafirme en la idea de que, en realidad, la dieta es una tontería y de que no vale la pena sufrir de esa manera, total, por cuatro o cinco kilos de menos o de más.

Pero resulta que el primer día, usted consiguió controlar su tendencia compulsiva a la comida, y además, durmió mejor que nunca. Sin embargo, al día siguiente, su Yo le dijo: "¡Maldita sea! ¿Se puede saber qué diablos me estás haciendo? ¿Es que pretendes romper nuestro PACTO SECRETO?

Pues bien, en el ámbito de la Comunicación Humana sucede exactamente lo mismo: cuando queremos introducir una mejora en nuestras vidas, algo que nos haga sentir mejor, más felices, o simplemente menos sometidos al estrés y más tranquilos, nuestro Yo se rebela y nos acusa de haber infringido nuestro dichoso Pacto Secreto.

Y comienza con sus retorcidos mecanismos para que nos sintamos culpables de habernos ido por ahí de forma tan irresponsable.

Nos acusa del grave delito de pretender ser libres.

¿Cuál de las tres opciones anteriores (seguir la dieta, romper la "dieta" o elaborar una mentira) fue la que María siguió cuando su Yo se le puso en plan rebelde?

Eso lo veremos en la siguiente y penúltima entrega de esta serie.

***


Lo que María contestó en el Test del Puesto Ambulante

Sapere audi

("Atrévete a ser sabio").
Horacio, Epístolas, 1, 2,40.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el duodécimo de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).
 Entrega 11.  "SOLUCIONES AL TEST DEL PUESTO AMBULANTE" (pulsar AQUÍ  para ir al undécimo capítulo).


***



PREGUNTA 1. ¿Cuántos tipos distintos de productos estás mostrando? (por ejemplo, si es bisutería, pueden ser brazaletes, anillos, collares…). RESPUESTA:” Productos relacionados con la belleza. Bases de maquillaje, sombras de ojos, coloretes, correctores, máscaras de pestañas, lápices de ojos y de labios, barras de labios, lacas de uñas, cremas faciales y corporales… “. COMENTARIOS: El muestrario se compone de productos de típico uso femenino. Lógicamente mostramos ante los demás aquella faceta de conocimiento que nos aporta más seguridad, lo que no está mal... pero no es suficiente. El problema se presenta cuando nuestro diálogo se pervierte dando por hecho que a todo el mundo le interesa lo mismo que nos interesa a nosotros. En su aspecto más inmediato: hay hombres que hablan a las mujeres "en lenguaje hombre" y mujeres que lo hacen "en lenguaje mujer". Unos y otros dan por hecho que participan del mismo entrenamiento social y cultural. Al apoyarse en esta falacia, ellos y ellas impiden los intercambios más elementales de comunicación. Entre los jóvenes (y no tan jóvenes) se interponen, sin pretenderlo, insalvables barreras a todo intercambio emocional.
PREGUNTA 2. Llega un posible cliente, echa un vistazo y apenas un minuto después se va sin haber comprado nada. ¿Qué piensas acerca de esa persona? RESPUESTA: [María escribe una especie de introducción en la que se refiere en términos peyorativos a esa persona, pero afirmando que es “en broma”] y a continuación comenta: “(…) seguramente es una persona que no se maquilla nunca y/o que no concede ninguna importancia a esto de la estética. En resumen: creo que sobre la persona en sí, no pensaría nada (…). COMENTARIOS: María afirma que insulta “en broma” a la otra persona. Los insultos nunca son en broma. Son términos antitéticos. El resentimiento, que es la posición emocional subsiguiente a la frustración, afectará a la construcción de los sucesivos mensajes. A las claras: hacemos pagar a las nuevas relaciones el daño que algunas personas nos han hecho (queriendo o sin querer) en el pasado. ¡La seducción y la felicidad son así poco menos que imposibles!
PREGUNTA 3.  Ahora se acerca otro posible cliente y da la impresión de que uno de los productos que exhibes le interesa mucho; además, se trata del producto que tú misma consideras el mejor de todo el muestrario. ¿Qué dices a esa persona para convencerla de que la compre? RESPUESTA: “¿Sabe que bajo mi punto de vista, ése es el mejor producto de todo el muestrario?  (…) Creo que no he conseguido hacer algo mejor que eso que tiene usted en la mano, de verdad (…). COMENTARIOS: de forma similar a las dos preguntas anteriores, la respuesta se refiere a sí misma ("mi punto de vista", "lo mejor que he hecho"). En el campo de las seducción (la venta de un producto y la proyección de la imagen personal no son otra cosa sino procesos de seducción) el protagonista es siempre la persona seducida, no el seductor. Puedes ayudar a la otra persona (los seductores expertos, Casanova, Robert Greene, se refieren a ellas como "víctimas") a que descubra cuáles son las auténticas necesidades emocionales que quieren conseguir. La víctima no quiere un collar o una pulsera, sino el efecto simbólico que le permitirá conseguir la emoción que pretende. Tal vez como regalo, tal vez para sí misma... pero jamás lo sabremos si no escuchamos el ritmo de su corazón.
PREGUNTA 4. La jornada termina y tú, como todos los demás, recoges tu tenderete. Haz un resumen de cómo ha ido el día, cómo te has sentido, cuántas cosas has vendido y cualquier otro comentario. RESPUESTA: “Pues no ha ido mal la cosa, ¿no?” Para mañana, no sé si empezar a preguntar a la gente si necesita ayuda mientras ojea los productos (…) ¿Y si hubiera preguntado a ese señor si estaba buscando algo concreto? Tal vez hubiera comprado algo para su mujer o su hija (…). COMENTARIOS: ¡Perfecto! María sabe muy bien cómo funciona el asunto: hay que preguntar a la otra persona, hay que conocer el ritmo de su corazón y sentirlo como propio. Observen cómo cuando hace el recuento se muestra insegura: "pues no ha ido mal la cosa, ¿no? Ese "¿no? no nos lo podemos permitir en ninguna de nuestras relaciones. Y si surge, sólo lo podemos neutralizar mediante una única y poderosa herramienta: la de escuchar a la otra persona. 

La magiaq de este ejercicio de laboratorio que nos proporciona este test viene dada por esas maravillosa expresión con la que inconscientemente María construye su propio mensaje de futuro: "no sé si empezar a preguntar a la gente si necesita ayuda".

Por supuesto que sí. ¡Empieza ahora! ¡Ahora mismo!

***

***

miércoles, 24 de abril de 2013

SOLUCIONES AL TEST DEL "PUESTO AMBULANTE"

Licet ipsa vitium sit ambitio, frequenter tamen causa virtutum est.

("Aunque la ambición es en sí misma un defecto, con frecuencia es causa de virtudes".
Quintiliano, 1, 2,22.  Traducción de Neus Galí en la obra Aurea Dicta, prologada por el profesor Tierno Galván).


Este post es el undécimo de una serie prevista de 15 entregas (entre tres y cuatro por semana) que trata acerca del proceso de una joven de 24 años en su empeño por ser feliz. El morfopsicólogo Àlex Martínez Miralpeix y el consultor de comunicación Jose Hermida acompañarán a María a lo largo de la experiencia. Los nombres y lugares se han adaptado a la narración para preservar la intimidad del personaje real.

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

Entrega 1.  "ME VA MAL CON LOS CHICOS"(pulsar AQUÍ para ir al primer capítulo).  
Entrega 2 "¡QUIERO SEDUCIR A QUIEN YO QUIERA" (pulsar AQUÍ  para ir al segundo capítulo). 
Entrega 3 "LO QUE DICE TU ROSTRO Y LO QUE TÚ CREES QUE DICE" (pulsar AQUÍ  para ir al tercer capítulo).
Entrega 4 "USO, ABUSO Y DESUSO DE LAS EMOCIONES" (pulsar AQUÍ  para ir al cuarto capítulo).
Entrega 5 "COLABORACIÓN, CONFRONTACIÓN, INDIFERENCIA" (pulsar AQUÍ  para ir al quinto capítulo).
Entrega 6 "LO QUE DICES DESEAR Y LO QUE REALMENTE DESEAS" (pulsar AQUÍ  para ir al sexto capítulo).
 Entrega 7.  "EL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al séptimo capítulo).
 Entrega 8.  "RESPUESTAS AL TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al octavo capítulo).
 Entrega 9.  "LO QUE MARÍA CONTESTÓ A TU TEST DEL DESIERTO" (pulsar AQUÍ  para ir al noveno capítulo).
 Entrega 10.  "EL ÚLTIMO TEST KOKOLÓGICO" (pulsar AQUÍ  para ir al décimo capítulo).


***
La interpretación clásica del test es la siguiente:

1. La variedad de abalorios y objetos que se expone en el tenderete se identifica con la variedad de roles que desempeñamos en la vida social: cuantos más se expongan, mayor capacidad de interacción social.

2. Lo que se siente al vernos rechazados por un cliente es similar a lo que experimentamos cuando alguien nos vuelve la espalda. Para interpretar este punto lo mejor es el evocar un rechazo que hayamos sufrido en el pasado y comparar lo que hemos sentido al vernos en el escenario y lo que en su día sentimos en la vida real. ¿Es similar? ¿O la cosa ha cambiado? ¿Somos ahora más o menos optimistas?

3. El "mejor producto" (a nuestro juicio) que exhibimos se relaciona con nuestro "valor personal" más relevante (de nuevo, a nuestro juicio); eso puede ir desde la belleza hasta la inteligencia, pasando por la fortaleza física o cualquier otro. Lo importante es cómo "lo vendemos" al cliente. ¿Presumimos de ese valor? ¿O hacemos astutamente que se despierte el entusiasmo en la otra persona?

4. El número de ventas apunta a tus expectativas de éxito social. Ojo: esto incluye las ensoñaciones no demasiado realistas... pero un número bajo de "ventas" puede indicar que tal vez no hemos conseguido transmitir nuestros valores personales a los demás.

*** 
 En la siguiente entrega podrás ver las contestaciones de María a este test y tendrás ocasión de compararlas con tus propias respuestas.

***