domingo, 5 de enero de 2014

¿Qué hace que cambiemos repentinamente de opinión ?


Han encerrado a Cary Grant en la habitación de un hospital. Él huye pasando a la habitación de la paciente de al lado. Ella grita en tono exigente: "¡Deténgase!". Como la mujer es miope, se pone las gafas y entonces ve que el intruso es bastante guapo, de modo que repite la Palabra "Deténgase", pero esta vez en un tono amable y casi sexy. Ella cambia de composición de lugar en un segundo, que es el tiempo que le lleva el ponerse las gafas.

Hay que ponerse las gafas antes de opinar, caramba.

(La secuencia es de la película Con la muerte en los talones, de Alfred Hitchcock)


No hay comentarios:

Publicar un comentario