domingo, 13 de abril de 2014

¿Has perdido TODA esperanza?


Es interesante que utilicemos la expresión “perder la esperanza”. No decimos “encontrar la esperanza”. La esperanza consiste en un fenómeno interior, tan distante de lo racional como de la ensoñación. La esperanza es el punto medio, la expresión más sana del equilibrio mental.
Cuando Dante nos asegura que en la entrada del Infierno se muestra bien visible un cartel que reza: "ABANDONA TODA ESPERANZA" lo que nos dice es que se trata de algo que, presumiblemente, los condenados ya poseían.

La esperanza siempre se pierde. Nunca se consigue: porque ya se tiene. O no.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada