jueves, 3 de julio de 2014

Los 10 Mandamientos del trato con el Cliente Potencial


1.       Asumirás que el Cliente Potencial no es una persona propiamente dicha, sino un Ente Abstracto capaz de adoptar forma humana (y eso en raras ocasiones).

2.       No temerás al Cliente Potencial, sino que lo amarás, y a él o ella te entregarás, buscando proporcionarle la mayor satisfacción, sea ésta, bien material, bien simbólica.

3.       Aceptarás que el Cliente Potencial sabe más que tú. Mucho más que tú. Infinitamente más que tú, porque el Cliente Potencial conoce a tus competidores mucho mejor que tú (trata con ellos a diario, y tú no, idiota).

4.       Comprenderás que tu sentimiento de inferioridad frente al Cliente Potencial es tu fortaleza y la fuente de tu éxito: explota su soberbia y obtén información de qué es lo que los demás le ofrecen, en qué medida le satisfacen y cuánta decepción de ellos está dispuesto a aceptar y por qué.

5.       Te compadecerás del Cliente Potencial en todo momento, aunque sus lamentos resulten injustificados o absurdos. Un Cliente Potencial es un Cliente Potencial porque su mamá no lo quería cuando era pequeñito. Si la mamá del Cliente Potencial le hubiese amado, el Cliente Potencial, en lugar de ser Cliente Potencial, ahora sería artista, o bombero o millonario o cualquier otra cosa estupenda, y no Cliente Potencial, que es lo que somos todos.

6.       No jurarás en vano por el Cliente Potencial. El Cliente Potencial lleva un perdigón dentro de su cráneo hueco; el perdigón, lo mismo le puede caer a un lado o al otro. Si el perdigón le cae hacia la nuca, su mirada se alza al cielo, pero si le cae hacia la frente, se hunde en una mirada sombría dirigida a sus pies, si le cae hacia la derecha, miente racionalmente, si le cae hacia la izquierda, miente inconscientemente. Si un Cliente Potencial no miente, es que está enfermo (¡aprovecha ese momento!).

7.       Jamás tratarás de venderle algo al Cliente Potencial, porque si el Cliente Potencial se da cuenta de que quieres venderle algo, segregará a través de los poros de su piel una especie de cemento rápido con el que construirá en una fracción de segundo un muro infranqueable resistente a los misiles de carga hueca y las bombas de fragmentación.

8.       Jamás engañarás al Cliente Potencial con argumentos. Lo engañarás con emociones, incluso fingiendo simpatía hacia él o ella. Por lo visto, eso es lo que andan buscando. Este mandamiento se encuentra en plena sintonía con el mandamiento Número Tres.

9.        No tendrás piedad con el Cliente Potencial. En el momento en que el Cliente Potencial ofrezca síntomas de verse seducido por algún argumento tuyo, te lanzarás como una fiera excitada por el olor de la sangre de su víctima y lo descuartizarás.

10.   Siempre tendrás presente que la inobservancia de estos Diez Mandamientos reducirán tus comisiones de venta.

Puede reproducir este texto con toda libertad, pero por favor, cite su origen. Muchas gracias.
 

2 comentarios:

  1. ¡Qué bicho!, no se si el "Cliente Potencial" o el "Vendedor" ;))

    ResponderEliminar
  2. Genial, verdades como puños expresadas con humor. Cuando lo lean en mi curro se mean.

    ResponderEliminar