viernes, 29 de agosto de 2014

No se preocupe si no tiene nada que decir

"Ahora o nunca. Vengan a escucharme. Soy muy inteligente. Lo sé todo" (Orador anunciando su charla en el Speaker's Corner,  Hide Park, Londres).
___________________________________________
 
Henry Kissinger, quien fue Secretario de Estado norteamericano durante los difíciles años de la Guerra Fría, era tenido por un gran seductor. Una vez dijo:
―Lo bueno de ser famoso es que si estás con alguien y se hace un silencio largo, la otra persona cree que es culpa suya.
 
La ironía de Kissinger recuerda a la de Robert Greene, el autor del best-seller Las 48 leyes del poder, quien redactó la Ley Cuarta así: “Diga menos de lo necesario”.
 
Si intentamos impresionar a la gente con palabras, cuanto más digamos, menos posibilidades de control tendremos sobre la situación. A veces conviene presentar un cierto aspecto de esfinge. De esta forma, incluso si se nos escapa una banalidad, tal vez podríamos conseguir el dar la apariencia de haber concebido una reflexión genial. 

(Analecta de El clan de los sueños fértiles, de Jose Hermida)
___________________________________________



EL CLAN DE LOS SUEÑOS FÉRTILES
Personas excelentes para sociedades excelentes
Estamos construyendo EL CLAN DE LOS SUEÑOS FÉRTILES en Facebook y nos ponemos en marcha el próximo 9 de septiembre.
Un espacio para compartir conocimiento sobre la PERSONALIDAD, la imagen personal que proyectamos, el sentido de la vida, los proyectos, la amistad, la realización personal, el amor y muchas cosas más.
Puedes apuntarte ÁQUÍ.
Los royalties de autor del libro se han cedido a la Fundación Plan International para contribuir a la emisión de certificados de nacimiento a niños abandonados a fin de impedir su venta, matrimonio forzoso, encarcelamiento y otras injusticias destructoras de la personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada