jueves, 4 de septiembre de 2014

Para quien puede ver lo sutil, el éxito resulta cosa fácil.

Aviones de combate chinos en el Museo DatangShan de Beijing
___________________________________________
El estratega chino Sun Tzu (s, IV a.C.) escribió en su Arte de la guerra: “Cuando eres capaz de ver lo sutil, es fácil ganar. ¿Qué tiene que ver esto con la valentía? Cuando se resuelven los problemas antes de que surjan, ¿quién llama a esto inteligencia? Cuando hay victoria sin batalla, ¿puede alguien hablar de cobardía?”.
___________________________________________

Si echamos un vistazo a determinados momentos de nuestra vida cotidiana veremos que:
* Huimos de nuestros enemigos antes de siquiera plantearnos cuáles son las posibilidades reales de victoria que puedan tener ellos o nosotros.
* Nos sometemos a las tiranías de otras personas sin la menor reflexión.
* Aceptamos la autoridad de incompetentes.
* Callamos nuestras propias ideas.
* Fingimos que nos rebelamos, manifestamos nuestra indignación, proclamamos nuestros derechos… y después olvidamos que no hemos conseguido nada y repetimos los mismos errores de siempre, las mismas rutinas dañinas de costumbre.
___________________________________________
 
Parafraseando a Sun Tzu. ¿puede llamarse a esto vida?

(Analecta de El clan de los sueños fértiles, de Jose Hermida).
___________________________________________



EL CLAN DE LOS SUEÑOS FÉRTILES
Personas excelentes para sociedades excelentes
Estamos construyendo EL CLAN DE LOS SUEÑOS FÉRTILES en Facebook y nos ponemos en marcha el próximo 9 de septiembre.
Un espacio para compartir conocimiento sobre la PERSONALIDAD, la imagen personal que proyectamos, el sentido de la vida, los proyectos, la amistad, la realización personal, el amor y muchas cosas más.
Puedes apuntarte ÁQUÍ.
Los royalties de autor del libro se han cedido a la Fundación Plan International para contribuir a la emisión de certificados de nacimiento a niños abandonados a fin de impedir su venta, matrimonio forzoso, encarcelamiento y otras injusticias destructoras de la personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario