viernes, 17 de octubre de 2014

El test del pastel. ¿Tú qué eliges?



Se trata de un test comentado por Daniel Goleman en Inteligencia emocional. La prueba consiste en poner un apetitoso pastelito ante un niño con esta propuesta:

- Aquí tienes un rico pastel. Puedes comértelo si te apetece. Yo me voy a ir, pero si eres capaz de aguantar sin comerte el pastel hasta que yo vuelva, entonces te daré otro pastel y tendrás dos pasteles para ti.
Previamente se aplicó la prueba de coeficiente de inteligencia (IQ) a cada niño y años más tarde, cuando terminaron el bachillerato, se les sometió a otro examen. Los resultados fueron los siguientes:

En la primera prueba, 2/3 de los niños no pudieron resistir la tentación y se comieron el pastel antes de que el controlador volviese a la habitación.
  • La mayor parte de esos 2/3 eran niños y niñas con un coeficiente de inteligencia alto y proporcionalmente todavía más alto que el 1/3 de niños y niñas que soportaron la tentación y se llevaron los dos pasteles.
  • En la segunda prueba, años más tarde, se comprobó que el 1/3 de niños y niñas que se habían aguantado las ganas de comerse el pastel, habían obtenido mejores calificaciones en sus estudios y que mantenían un mejor nivel de relaciones tanto con los chicos y chicas de su edad como con los adultos. Dicho de otra forma, habían tenido más éxito personal y social que los demás.
La prueba del pastel se expone como ejemplo del valor relativo de la inteligencia "clásica" frente a la inteligencia emocional, la cual mejora la capacidad para tomar las decisiones correctas en la vida a través del autocontrol, la automotivación y la gestión de los sentimientos, emociones e impulsos optimistas como herramientas básicas para desenvolverse en medio de la complejidad que acompaña a los vertiginosos cambios del mundo actual.

Y ahora piensa en esto: imagínate que tú hubieses aguantado hasta que llegase el controlador del experimento con el segundo pastel y te hubiese dicho:

- Si eres capaz de resistir hasta que yo vuelva por segunda vez... tendrás tres pasteles.

¿Cuál hubiese sido entonces tu decisión y cuál sería HOY?
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada