domingo, 2 de noviembre de 2014

El Síndrome del Pequeño Nicolás o cómo proyectar una indeseable imagen fuera de contexto.

Análisis de la farsa del besamanos en el Palacio Real en el que participó el conocido como “Pequeño Nicolás”.  La proyección inadecuada de la imagen personal puede llegar a  anular socialmente a un individuo en apenas unos segundos. Las imágenes corresponden a la intervención de Jose Hermida en el programa Espejo Público de A3 TV.
________________________________

El psiquiatra canadiense Eric Berne desarrolló el denominado Análisis Transaccional (comportamiento según los pàarones “Niño”, “Padre” y “Adulto”) sobre tres teorías básicas: la Teoría de la Personalidad, la Teoría de la Comunicación y la Teoría de los Juegos (al final de este post se incluye una bibliografía “rápida” para quien desee abundar en el tema).
 
Por otra parte, el sociólogo Erving Goffman, también canadiense, estudió las interacciones entre los individuos enfocándolas como “representaciones teatrales inconscientes”. Por último, en el ensayo Hablar sin palabras, de quien suscribe estas líneas, se centra en las relaciones de dominación y sumisión entre las personas; igualmente, en El clan de los sueños fértiles, del mismo autor, en la interpretación de la vida de un ser humano desde el punto de vista de “la construcción de la personalidad como tarea consciente”.
 
NOTA: CADA IMAGEN CORRESPONDE A UNA FRACCIÓN DE SEGUNDO DENTRO DE LA SECUENCIA.
El primer contacto visual entre el Rey y P.N. muestra el momento de la protocolaria "sumisión ritual". El monarca ofrece un rostro serio, inhabitual en sus comparecencias públicas: hay "algo" que le parece fuera de lugar.
 

Aquí podemos ver cómo la Reina sonríe a una invitada, tal como corresponde al contexto ("frame", en términos de comunicación) de la ceremonia. El Rey mantiene su gesto adusto frente a P.N.
Inmediatamente, el Rey aparta la mirada de P.N. y su gesto comienza a desvanecerse,  iniciando una sonrisa, hacia el invitado que se acerca tras P.N. La Reina sonríe al advertir que se aproxima dicho invitado, no reparando en P.N. (recordemos que cada instantánea dura menos de un segundo).
Ahora la Reina repara en P.N. y se sorprende: ve a una persona que "no encaja" en la ceremonia.
La Reina, inmediatamente, orienta su mirada hacia el otro invitado, apartándola de P.N.. El Rey muestra claramente su satisfacción al ver a dicha persona, a diferencia de los sucedido un segundo antes.
P.N. busca inútilmente el contacto visual con la Reina (flecha roja), quien no le presta atención (flecha amarilla).
 P.N. "deja de estar presente" en la ceremonia. Tal como sugiere la expresión en español, "está fuera de lugar".
____________________________
 
En este caso que hemos analizado someramente vemos a un individuo joven, de rostro ligeramente aniñado, coln un corte de pelo más propio de la década de los años noventa, que pretende "jugar a ser adulto" (en el sentido que le da Eric Berne a su juego). Es el contrapunto al Síndrome de Peter Pan, enunciado por el psicólogo estadounidense Dan Kiley para referirse a la personas que "no quieren crecer". Todo ello me ha llevado a elaborar la expresión "Síndrome del Pequeño Nicolás" (SPN) a la hora de referirse a los individuos que, antes de haber crecido, fingen comportarse como adultos, peligroso error que puede acarrear severas consecuencias en el entorno profesional y afectivo, dado que es un juego no permitido en la vida adulta.
______________________________
BIBLIOGRAFÍA:

Berne, Eric.  Juegos en que participamos. Audio libro en http://www.youtube.com/watch?v=7G3-qg5vW6o (resumen de 9 minutos)

 Goffman, Erving. The presentation of Self in Everyday’s Life (en Google se pueden encontrar abundantes notas y resúmenes del libro)

 Hermida, Jose. Hablar sin palabras, 6ª edición, 2014

 Hermida, Jose. El Clan de los sueños fértiles. 2ª edición, 2014




 
 
 


1 comentario: