martes, 15 de diciembre de 2015

Cómo perder un debate en televisión (o en cualquier otra parte) Las 5 técnicas infalibles


Siga cualquiera de las siguientes técnicas:


TÉCNICA Nº 1: Pretender que el rival le dé la razón

Es una maniobra estúpida. Los debates se llevan a cabo para convencer a otras personas, no al personaje que ha salido de casa con el firme propósito de llevarle la contraria en todo lo que usted vaya a decir.

TÉCNICA Nº 2: Seguir al pie de la letra los argumentos redactados por otras personas

Para que usted pueda librase de semejante ingenuidad, tenga siempre presente la famosa frase de Pitigrilli: "A diario leo los argumentos del editorial de mi periódico habitual para formar mi libre y espontánea opinión". ¿Es usted de los que hacen cosas así? Le van a vapulear de lo lindo. 

TÉCNICA Nº 3: Perder la paciencia

Cuando el público vea que usted se altera se formará la opinión de que usted no sabe gobernarse a sí mismo. En consecuencia, le tendrán por una persona en la que no se puede confiar del todo, y eso, por mucha razón que usted tenga con lo que está diciendo.

TÉCNICA Nº 4: Fingir que no está alterado... cuando realmente sí que lo está

Si suelta una risa irónica porque no sabe dar respuesta a un ataque del rival,  amigos y enemigos le tomarán por un farsante. Sus amigos pasarán a ser ex amigos y sus enemigos, más enemigos todavía.

TÉCNICA Nº 5: Repetir un argumento que ya había utilizado antes sin poner cara de aburrimiento

Al repetir un argumento hay que poner cara de aburrimiento, no de indignación o de indiferencia. Al poner cara de aburrimiento se está llamando estúpido al otro, pero con toda la elegancia del mundo (las palabras que más daño hacen son las que no se pronuncian, pero que se sobreentienden con facilidad).


1 comentario: