miércoles, 9 de diciembre de 2015

La manía de discutir


La extinción es la meta de todas las especies (usted está incluido en el paquete). Los dinosaurios se extinguieron en la era cretácica, pero  antes de eso ya había desaparecido el 96% de las especies. 

Actualmente se encuentra en marcha la extinción del Holoceno, la cual se suele explicar como efecto de la expansión de la Humanidad o bien, más en detalle,  como el resultado de que la gente haga barbacoas en los parques naturales, mezcle los envases de los yogures con mondas de plátano, prefiera dedicar los fines de semana a contaminar el campo en lugar de acercarse a los Puntos Limpios de reciclaje de la localidad en la que vive y tenga la manía de dejarse encendidas las luces de la casa cuando están fuera. 
No obstante, y para su tranquilidad, tengo el gusto de comunicarle que todavía existe una especie que ha sobrevivido a todas las extinciones habidas: el Discutidor.

* * *
No existe en la galaxia un sujeto más contaminante que este individuo.Debido a su incontenible toxicidad, la persona más serena del mundo que trate de mantener una conversación con tal espécimen, en menos de un minuto comienza a discutir (a veces incluso tal switch tiene lugar de manera instantánea).
* * *
Lo chocante de este asunto es que el Discutidor requiere por lo menos un interlocutor para discutir.
¿Por qué se lo facilitamos con tanta frecuencia? Y encima, sin cobrarle.

Una pregunta más sin resolver por la Humanidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario