lunes, 9 de febrero de 2015

La actitud es determinante en la proyección de la imagen personal

El actor Logan Lerman en el papel del novato Norman en 
la película Fury (Corazones de acero en España)

***

En un momento crucial de la película, el novato Norman es encargado por el sargento Wardaddy (Brad Pitt), el cual comanda el tanque, para que establezca un puesto avanzado de vigilancia ante la previsible llegada del enemigo. A los pocos minutos, Norman descubre que se aproxima una columna de Waffen-SS armados hasta los dientes. Norman corre hasta el puesto donde se encuentran sus compañeros y tiene lugar el siguiente diálogo:

NORMAN.- ¡Ya vienen!
WARDADDY.- ¿Cuántos son?
NORMAN.- Doscientos, tal vez trescientos.., ¡PERO VIENEN CANTANDO!

Lo que inquieta al muchacho no es que el enemigo sea 100 veces superior en número a ellos, sino la determinada actitud de los soldados que se aproximan... porque cantan.

¿Cuál es nuestra actitud cuando nos planteamos un reto? ¿Cómo hacemos visible nuestra capacidad de decisión? ¿Qué señales de seguridad y confianza nos atrevemos a mostrar? Y sobre todo, ¿disponemos de esa seguridad y confianza en nuestro día a día?