miércoles, 12 de julio de 2017

El Test de Apercepción Temática y el "Pensamiento Mágico"




El Test de Apercepción Temática,TAT, es una prueba proyectiva en la que emergen  aspectos de la personalidad tales como la identificación de las necesidades de logro de las personas, la relación del poder con ese logro y las habilidades para la resolución de conflictos, entre otras cuestiones. Se dice que la prueba es proyectiva porque se lleva a cabo mostrando al sujeto una serie de imágenes acerca de las que se le invita a fantasear a propósito de su significado.  Las imágenes que se muestran deben ser necesariamente ambiguas a fin de impulsar la imaginación del probando. 
Una variante del TAT se aplica en talleres de comunicación interpersonal (no terapéuticos, sino únicamente concernientes a las habilidades de comunicación) con el propósito de evaluar y ajustar la capacidad de los participantes para transmitir y captar mensajes evitando los sesgos generadores de distorsión (es parecido al famoso juego infantil del teléfono escacharrado, pero aplicando un análisis dirigido y con intención propedéutica que difumina el contenido lúdico). 
Lo interesante del TAT y de su variante comunicacional es que lo que ambos indagan es la influencia del denominado Pensamiento Mágico en las decisiones que tomamos a diario, el concepto que tenemos de nosotros mismos y los lastres que hemos acumulado y todavía venimos arrastrando en el curso del Marco de la Experiencia. Ejemplos clásicos del Pensamiento Mágico son las creencias del tipo "conservaré mi primer empleo hasta la jubilación", "nuestro amor será eterno" y "el valor de mi vivienda aumentará exponencialmente a lo largo de mi vida", entre otros cientos y cientos de anclajes mentales. 
En el mundo de los negocios y la vida social, posiblemente sea el Pensamiento Mágico el mayor enemigo de nuestra auténtica personalidad y el más tenaz asesino de nuestro potencial de éxito. Es por eso que, en el TAT original, el terapeuta (y en la variante comunicacional, el coach, o en su caso, el consultor o el profesor) impulsan el diálogo del probando con cierto tipo de preguntas que usted se las puede formular en el día a día aplicándolas, desde el enfoque de la comunicación, con las siguientes variantes:

  • ¿Qué tuvo lugar REALMENTE en aquella situación? 
  • ¿Qué está sucediendo AHORA MISMO?
  • ¿Qué sienten y QUÉ CREEN los demás interlocutores?
  • ¿Cuál FUE el resultado acontecimiento? 
  • ¿Cuál SERÁ /  HUBIESE SIDO el resultado acontecimiento si[...]?


La buena noticia es que el Pensamiento Mágico nos permite recluirnos en una especie de Paraíso Terrenal donde todo es perfecto. La mala noticia es que, en cuanto das el primer mordisco a la manzana, te echan de allí a patadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario