domingo, 23 de febrero de 2014

EL EXTRAÑO CASO DE LA BACTERIA ENAMORADA A TIEMPO PARCIAL.

Documento sin título
A una bacteria le lleva una media hora el alcanzar su fase de maduración y dividirse. Las dos bacterias resultantes se convierten en cuatro en un lapso de tiempo similar. Si el proceso continuase de forma ininterrumpida durante un día y medio, la colonia de bacterias resultante llegaría a pesar… ¡más de 900 toneladas! La pregunta clave es: ¿por qué no vemos montañas de bacterias a nuestro alrededor?
Arriba a la derecha, bacterias lujuriosas en plena cama redonda La respuesta es: porque se quedan sin alimento. La Naturaleza ha previsto esta situación y las mata de hambre. El ciclo de vida de las bacterias resulta estremecedoramente idéntico al boom inmobiliario, la moda del hula hoop o la credibilidad de Jose Luis Rodríguez Zapatero.
Con los videos virales, las fotos insólitas y las frases brillantes o curiosas que se publican en el entorno 2.0 sucede algo parecido: el interés por lo publicado se difunde de manera exponencial hasta que colapsa repentinamente por falta de interés.
Arriba a la derecha, una ameba zampándose bacterias y todo lo que se le pone a pedir de boca, perdón, de pseudópodo. Los escándalos financieros, sexuales y políticos siguen un proceso similar a lo anterior. Es interesante el que el colapso acostumbre a tener lugar de forma repentina, por lo menos en comparación a la velocidad de su crecimiento. DESPUÉS DE TODO, CON EL AMOR TAMPOCO ES MUY DISTINTA LA COSA, ¿VERDAD?

lunes, 10 de febrero de 2014

Lo que REALMENTE ve la gente cuando te mira.


LA PAREIDOLIA es un fenómeno psicológico que hace que percibamos formas reconocibles donde solamente hay un fenómeno o un estímulo aleatorio, como por ejemplo una nube, un objeto cotidiano o una sombra (las adivinaciones mágicas están relacionados con este asunto).

Por ejemplo, en la foto inferior la mayoría de la gente es capaz de ver un ,"RELOJ TRISTE" pero eso no sucede con todas las personas,lo cual afecta a la eficacia de las relaciones humanas, tal como vamos a ver a continuación.
 
No se trata de ninguna enfermedad ni de ninguna cuestión de brujería. Al contrario, consiste en un dispositivo del cerebro humano para atribuir emociones y sobre todo INTENCIONES a determinadas señales, especialmente, las de los rostros de otras personas.

En la ilustración inferior, figuras 3 y 4 mostramos imágenes especulares. Las personas cuyos cerebros presentan dominancia de un hemisferio cerebral sobre el otro, verán o bien un rostro "triste" en la digura 3 y un "rostro malvado" en la figura 4, o al contrario, aunque en realidad se trata de la misma imagen.




En ilustración inferior, figuras 1 y 2 de  mi libro Hablar sin palabras vemos ocho combinaciones básicas de emociones expresadas a través de la configuración del rostro humano...
...pero no todo el mundo interpretará del mismo modo esas emociones en un verdadero rostro humano.. Por lo tanto, ha llegado el momento de las ¡MALAS NOTICIAS!:
1) No todo el mundo expresa de la misma forma sus sentimientos.2) Aunque todos expresásemos nuestros sentimientos de forma idéntica, la interpretación que los otros pueden hacer de nuestras intenciones, sinceridad, confianza o peligro pueden resultar sesgadas (y de hecho así sucede a diario).3) No basta con la consabida, "escucha activa". Lo que caracteriza a las personas capaces de interpretar correctamente la situación en la que se encuentran es su habilidad para la ESCUCHA INTELIGENTE, que va más allá de la simple "comprensión" y que implica habilidades verbales, gestuales, maestría en el impulso de diálogo y, sobre todo, CONTAR CON EXPERIENCIA EN EL ARTE DE VIVIR.




martes, 4 de febrero de 2014

Habla acerca de aquello que sepas.

“Una persona que haya percibido lo que es la grandeza del alma, aunque esa percepción haya tenido lugar de forma fugaz, nunca más volverá a ser feliz si se deja convertir en un ser mezquino, egoísta, atormentado por torpezas triviales, con miedo a lo que pueda depararle el destino”.  

 Bertrand Russell. La conquista de la felicidad

ADENDA: La fuerza de la voluntad no cuenta con buena prensa hoy en día. Un gran número de personas piensa únicamente en lo que el stablishment puede hacer por ellos y no en lo que ellos pueden hacer por la sociedad. El egoísmo es lo único en lo que coinciden los miserables dominadores y los miserables sometidos. El resto de las personas resulta ser buena gente, responsable y comprometida. Somos legión, pero no se nos nota.

lunes, 3 de febrero de 2014

¿Se puede saber a qué tienes miedo?

Documento sin título
CUANDO LLEGUE LA NOCHE, sitúate ante un espejo como a un metro y medio de distancia después de haber colocado a tus espaldas una vela encendida. A continuación apaga las luces. Cuando lleves contemplando tu propia imagen en el espejo durante un par de minutos verás cómo empieza a transformarse en la de otra persona (o ángel ,o tal vez demonio, nunca se sabe).
LO QUE EN REALIDAD SUCEDE es que la escasez de luz impide que la actividad neuronal de tu cerebro pueda coordinar la escasa información que recibe (el cerebro “ve” las cosas sólo si hay luz; el resto proviene de esa fábrica Disney a la que llamamos “imaginación”.
Lo anterior es una buena y una mala noticia al mismo tiempo: es buena porque a partir de ese momento ya sabes que tienes poderes sobre los supuestos fantasmas. La mala es que ése fenómeno, que aquí te planteo como un juego, tendrá lugar de una u otra forma SIEMPRE QUE NO DISPONGAS DE INFORMACIÓN SUFICIENTE acerca de lo que ocurre a tu alrededor, tanto si es en tu trabajo, en el concepto que puedas tener acerca de ti o en la fidelidad de tu pareja.

El miedo es una inteligente herramienta para la supervivencia, pero la oscuridad da pavor porque no aporta información, y un examen inquieta por el mismo motivo, así como tener que hablar en público o hacer lo que sea por primera vez.
EL MIEDO ÚTIL es el que te pone en guardia gracias a una pizca de adrenalina en tus venas; los riñones se encargan de esa tarea gracias a las cápsulas suprarrenales (es que está todo pensado). En resumidas cuentas: SI TIENES QUE SENTIR MIEDO, QUE SEA SIEMPRE DEL ÚTIL (el otro lo puedes tirar al contenedor de reciclaje).
NOTA BENE: no me responsabilizo si DE VERDAD esta noche aparece un fantasma en tu casa y te roba la cubertería de plata, que conste. Se puede ampliar información sobre lo de la vela y el espejo en el número de Mente y Cerebro de enero/febrero en un artículo de Richard Wiseman, psicólogo (¡y mago!)especializado en temas de atención y percepción.

domingo, 2 de febrero de 2014

DrogAs, sexO & Rock'n Roll & PASTA



EL SEXO, LAS DROGAS Y EL DELITO SON UNA TAPADERA, porque hay dos charlas motivadoras: una es la de motivación extrínseca (cuando crea la empresa y utiliza el argumento dinero) y otra de motivación intrínseca (cuando trae a la memoria el asunto del préstamo de 25.000 dólares).
LO QUE A CADA ESPECTADOR LE CONVIENE CONSIDERAR es cuál de las dos charlas le ha llegado más hondo. ¿Por una cuestión de honestidad? No. Por una cuestión de congruencia. Un lobo que pretenda comportarse como un cordero los demás lobos se lo zamparán en un santiamén sin darle siquiera tiempo a que se meta su bondad donde le quepa. Un cordero que quiera dárselas de lobo será descuartizado por todo el mundo.
LOBO Y CORDERO pueden ser ganadores cada uno por su cuenta, pero eso sólo sucederá si se cumple una condición: que cada cual sea congruente con su auténtico personaje.

martes, 28 de enero de 2014

Geometría y magia: por qué el número áureo es la clave de la seducción.

El dibujante, profesor y analista de cómics Scott McCloud analizó en su libro Entender el cómic. El arte invisible la proporción de las transiciones de las viñetas en el contexto temático del tebeo, descubriendo que los más exitosos dibujantes coincidían en la aplicación de determinadas proporciones.


McCloud observó que en los cómics hay estas seis clases de transiciones. Se ve más claro con los fotogramas que he seleccionado de la película Indian.










Ahora vemos una transición acción-a-acción (una acción es la del coche que llega y otra la del conductor ayudando a Hopkins a levantar la moto). Éste es el ltipo de transición más usada por los dibujantes de los cómics más famosos del mundo.
 



Aquí tenemos la escena del cementerio, que ya vimos en parte en mi anterior post. Es un escena-a-escena según la nomenclatura de McCloud.

En estos dos fotogramas vemos dos actitudes del actor, pero sin interrupción de su monólogo y tan sólo cambiando de expresión de forma congruente con lo que se encuentra diciendo. Es una transición momento-a-momento.
Aquí el actor entra en la recepción del hotel y hace sonar el timbre. Es un tema-a-tema






El cocinero (Hopkins) está viendo una película dentro del barco. Nos han puesto un aspecto-a-aspecto para que nos hagamos una idea rápida del contexto general
Por último, un non-sequitur, es decir, dos escenas que no tienen (aparentemente) ninguna relación entre sí, como los músicos y los motoristas. Es raro que se utilice esta transición en un cómic, pero los buenos oradores saben aplicarlo a un discurso cuando  advierten que el público está cansado y ha perdido concentración (yo lo hago en los seminarios de larga duración y funciona).




McCloud observó en un tebeo de Jack Kirby de 1966 que un 65% de las transiciones eran del tipo acción-a-acción y el resto eran tema-a-tema y escena-a-escena, mientras que de los otros tres tipos, sencillamente no usaba ninguna. Lo más sorprendente es que observó que lo mismo hacía Hergé (Tintín) y en muchos otros tebeos, con independencia de los personajes, como El Pato Donald, X-Men o Betty & Veronica.

Lo primero que se me pasó por la cabeza al conocer el trabajo de MacCloud fue si ese 65% podría tener alguna relación con el Número Áureo. Explicaré rápidamente en qué consiste este número. (advierto en este momento que lo que van a leer no es un trabajo científico, y de hecho, tampoco lo es el de MacCloud, sino simplemente una curiosidad de índole, digamos, creativa). Se trata de un número que se obtiene a partir de la siguiente operación:



Se resume en la relación entre dos segmentos, a y b, cuya suma, dividida por el mayor de los dos, da el mismo resultado que el de la división del mayor por el menor, siendo ese resultado el número
, el cual es un número delos denominados irracionales (como Pi), pero que, ¡oh sorpresa! se ha aplicado en numerosas obras de arte, composiciones musicales y obras pictóricas. Pero no sólo eso, sino que está presente en la naturaleza en el diseño de animales y plantas (si quieren saber más sobre todo esto vayan a este enlace). En otras palabras: es un número que "hace más agradables" las obras humanas.

Y ahora las malas noticias: la relación de 65 (transición acción-a-acción) referida a un total del 100. como hizo McCloud... se aproxima ligeramente al número áureo, pero no es el número áureo. Al darme cuenta de esta circunstancia me sentí algo decepcionado, como se puede comprender. Para queapareciese, el numerador tendría que haber sido 62 y no 65 (100/65=1,53; mientras que 100/62=1,61 que sí se corresponde, hasta los dos primeros decimales con el número áureo). Abatido por este fracaso, me dispuse a cerrar El Arte Invisible, cuando de repente me pregunté: ¿Y cuántas viñetas ha utilizado McCloud para obtener su famoso 65%?

Pues sí. Exactamente el número que usted está pensando en este momento: ¡62!,  tal como podrá comprobar en la página 72 infra de Entender el cómic. El Arte invisible, de Scott McCloud publicado en Astiberri Ediciones.

No me queda más que darle las gracias por haber tenido la amabilidad de haber llegado a la lectura de estas últimas líneas, pero, ¿sabe una cosa? tal vez eso haya sucedido porque he utilizado la proporción áurea para que mi texto le intrigase lo suficiente como para diese por terminada su lectura exactamente en este punto.

www.josehermida.com 
Esta entrada participa en la Edición 5.1 del Carnaval de Matemáticas 
cuyo anfitrión es Tito Eliatron Dixit

 

domingo, 26 de enero de 2014

Noticias optimistas sobre el optimismo

Burt Munro fue el carpintero neozelandés que batió el record de velocidad en moto en 1963 a la edad de 64 años y que lo mantuvo en sucesivas pruebas hasta su muerte en 1997.

La hazaña de Munro fue llevada a la pantalla por Anthony Hopkins. Estoy montando un post acerca de cómo aprender del arte del comic para construir un discurso eficaz en la vida social y profesional, tarea que me llevará varios días. Me baso en las anotaciones sobre la proporción secuencial de las viñetas de El arte invisible del dibujante y teórico del comic Scott McCloud al tiempo que ilustro el proceso con fotogramas de la película neozelandesa  Indian, que aporta reflexiones magníficas (una especie de El mago de Oz/road movie pero en versión senior). La gente madura debería verla a modo de test retrospectivo --> prospectivo y los más jóvenes (ellos y ellas) como reto vital.

He elegido una breve secuencia de la película. Burt viaja a Estados Unidos para competir, pagándose el pasaje desde N. Zelanda trabajando como cocinero en el barco. Tiene un accidente y un indio le ayuda a transportar la moto con unas parihuelas indias. Más tarde una mujer viuda que vive sola en medio del desierto le presta un bastidor y una soldadora para arreglar la moto. Después le pide que le acompañe a un cementerio en pleno desierto donde tiene enterrado a su marido. Cuando están allí, una serpiente de cascabel está a punto de morder a Munro y tiene lugar el diálogo del que hecho esta furiosa sinopsis.

Todo está basado en hechos reales. Para más información sobre Munro, visiten la soberbia web de motociclismo http://hittheroadmotoblog.blogspot.com.es/2012/02/burt-munro-el-abuelo-bala-obsesion-por.html donde vienen muchas imágenes pasmosas de la hazaña de este portento de ser humano.

sábado, 25 de enero de 2014

Una vida que valga la pena haberla vivido. Eso es todo.



Harold Robbins a bordo de su yate, en la Costa Azul.

1916. Nace en Nueva York y es abandonado en un orfanato católico.
1927. Lo adopta una familia judía.
1931. Se fuga. Vive en la calle, trabaja como dependiente de droguería, cocinero, recadero y corredor de apuestas.
1933.- Se alista en la Armada con nombre falso (era menor de edad).
1934.- Trabaja de transportista de comestibles con su propio camión.
1935.- Crea su propia empresa de alimentación.
1936.- Se hace multimillonario.
1939.- Se arruina completamente y empieza a trabajar en los estudios cinematográficos de la Universal.
1941.- En la Universal le nombran director ejecutivo de presupuestos y planificación.
1947.- Por una apuesta de 100 dólares escribe una novela para demostrar que puede crear historias mejores que las que se escribían en aquel momento.
1948.- Sale a la venta No amarás a un extraño, que bate todos los records de ventas del momento y se dedica totalmente a escribir.
1997.- Muere después de publicar 22 libros, traducidos a treinta y dos idiomas y cuyas ediciones sumaron 750 millones de ejemplares.
La gente culta lo considera un autor de segunda fila.
¿Sabéis de qué trata su primer libro? De su experiencia en el orfanato.
Todos sus libros están basados en sus propias vivencias.
Su mérito no se encuentra en sus obras, sino en su vida.
Su vida fue una vida que la valió la pena el haber sido vivida.
Su vida fue una obra de arte.

NOTA BENE: Yo leía los libros de Robbins y de Leslie Waller a lo largo del insufrible trayecto en tren entre La Coruña y Barcelona (28 horas; aunque el primero que hice duró 36). Tal vez hoy no disfrutaría tanto con su lectura después de tantos años de Shakespeare y Muñoz Seca. Por eso he vuelto a leer El banquero, de Waller, a fin de asegurarme. En efecto, sigue siendo genial (Waller es más conocido por ser el autor de Encuentros en la Tercera Fase). Hoy, un matrimonio de inmigrantes en la indigencia, que sobre unos plásticos vende libros usados en la calle Alcalá, tenía a la venta un ejemplar de Robbins, precisamente, El narrador de historias. (dos euros). El libro venía con moho. La cubierta ofrece un diseño horrible, tirando al mal gusto. Empezaré a disfrutarlo esta misma noche.
Porque sé que no estaré leyendo un libro, sino una vida.

viernes, 24 de enero de 2014

Persuasión, magia y manipulación. Los límites.




Este breve video de 10 segundos, está protagonizado por el doctor Gustav Kuhn,   psicólogo cuyo interés científico se centra en los aspectos de la percepción visual que determinan la idea que nos hacemos acerca de lo que llamamos "el mundo real".


Tal realidad no resulta del todo evidente, ya que no es otra sino la que nosotros elaboramos en función de nuestros prejuicios... o de lo que los demás nos hacen creer. Por supuesto, Kuhn también es mago, tal como pueden comprobar en el sencillo experimento (realizado en su aula de la Universidad de Drham, Reino Unido) en el que hace "desaparecer" una bola lanzada al aire. Lo que sucede en realidad es que somos nosotros y no el mago/científico quienes hacemos desaparecer la bola… en nuestro cerebro.

En el experimento de la desaparición de la bola lo que sucede es que Kuhn hace que nos fijemos en su mirada mientras ésta sigue la trayectoria del objeto en los primeros lanzamientos. De esta forma, los mecanismos cerebrales de los espectadores crean una expectativa de la trayectoria, tal y como demostró el neurobiólogo Michael F. Land, colaborador de Kuhn e investigador del Centro de Neurociencia de la Universidad de Sussex. El proceso que nos induce al error no se debe a ningún fallo de nuestro cerebro, sino a la sugestión que el manipulador lleva a cabo con el propósito de quebrar nuestra anticipación de los hechos reales.

Los prejuicios, fanatismos, y convicciones políticas o morales pueden ser manipuladas (y de hecho lo son a diario) mediante la desviación de la atención de las personas hacia las áreas de interés de los manipuladores. El arte de la seducción utiliza procedimientos similares. En la vida personal y profesional, la Comunicación Persuasiva resulta efectiva cuando las personas comunicadoras actúan de acuerdo con una planificación estratégica y un alto desempeño enfocado en la exacta percepción del mensaje de interés ("mensaje clave", en la jerga de la comunicación) por parte de los destinatarios.

Es obvio que el respeto a los principios éticos y deontológicos marca la línea que separa a un comunicador experto de un simple y reprobable manipulador.




www.josehermida.com